LAGO PUELO (ADNSUR)  - El hecho ocurrió este domingo a la madrugada, cuando le realizaron (dos veces) el test de alcoholemia a un conductor. Lo insólito es que el alcoholímetro dejó de mostrar los números en la pantalla, ya que superaba ampliamente el máximo permitido.

De acuerdo con lo señalado por los agentes intervinientes en el hecho, el máximo que puede registrar el aparato es de entre 3 y 4 gramos de alcohol por litro de sangre, aunque ya con esos niveles la persona podría tener un coma alcohólico. Además, destacaron que lo máximo visto hasta este momento fue de 2,90, según informó Jornada. 

“Al no mostrar numeración en el alcoholímetro, el mismo supera la medición máxima de alcohol en sangre”, señalaron las autoridades provinciales en un comunicado en el que calificaron el hecho como “insólito”. Además, explicaron que el conductor tampoco poseía los documentos necesarios para acreditar la propiedad del vehículo, por lo que el auto quedó retenido en el lugar.