CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - Una abogada decidió denunciar al Pastor Giménez tras la circulación del polémico video donde aparece vendiéndoles alcohol en gel a sus fieles como si fuera una "cura milagrosa" para hacerle frente a la pandemia de coronavirus.

Ahora, el predicador enfrenta una investigación por "posible venta de los elementos que se difunden como de 'cura milagrosa' en el Templo de Ondas de Amor y Paz", dirigido por él y ubicado en el barrio porteño de Almagro, según un comunicado dado a conocer por el Ministerio Público Fiscal.

En ese sentido, desde el organismo detallaron que desde la Unidad Fiscal Especializada en Materia Ambiental (Ufema), a cargo de Matías Michienzi, se investiga la oferta de alcohol en gel a través de la página oficial del Templo Ondas de Amor y Paz en Facebook, por valor de 1000 pesos la unidad, un precio "excesivamente mayor al del valor de mercado" de ese producto, de uso extendido y recomendado en la actualidad para prevenir la en circulación del coronavirus.

En el texto se señaló que Giménez fue imputado por la posible infracción del artículo 208, inciso 1°, del Código Penal, que sanciona con prisión de 15 días a un año "al que sin título ni autorización para el ejercicio de un arte de curar o excediendo los límites de su autorización, anunciare, prescribiere, administrare o aplicare habitualmente medicamentos, aguas, electricidad, hipnotismo o cualquier medio destinado al tratamiento de las enfermedades de las personas, aun a título gratuito".

El video de la polémica

En una filmación que comenzó a circular por redes sociales, se lo puede ver a Héctor Aníbal Giménez (como es su verdadero nombre) frente a una multitud de fieles a quienes les asegura que podrán vencer "al coronavirus y a la misma muerte" si compran un alcohol en gel que él mismo vende a 1.000 pesos.

"El pastor me va a ungir con alcohol en gel, con nardo puro que voy a poner en tu mano, y vas a estar listo para vencer la crisis", indica en el video.

Giménez aclara que no tiene producto para todo el mundo: "Me gustaría poder conseguir alcohol en gel para todos pero tengo solo doce de estos que yo quiero que esos doce representen a tu familia, porque si venís acá es porque vas a dar 1000 pesos".

Ante esto, Giménez se defendió al indicar: “El alcohol en gel era con nardo puro, es especial. Al nardo puro lo usaron para ungir a Jesús cuando tenía que morir en la cruz. La unción se hace con la imposición de manos. Yo tengo que tocar las manos de mis discípulos y, como no se puede tocar las manos de la gente (por el coronavirus), usé el alcohol en gel para poner en nardo puro y ungir a mis discípulos. Era solo para ellos 12″.

En ese marco, concluyó: "Yo no soy un improvisado, predico la palabra de Dios desde 1975. Soy pastor y no tengo subvención del Estado como la Iglesia Católica. Tenía el mandato de llegar a un millón de familias y ustedes me lo han permitido. El Pastor Giménez predica la palabra de Dios y no vende alcohol en gel".