CIPOLLETTI - Seis turistas de Cipolletti y Fernández Oro fueron imputados en las últimas horas. El juez Juan Pablo Laurence dio por formulados los cargos por el delito de incendio en la zona de Cuesta del Ternero, a 15 kilómetros de El Bolsón. Además, dispuso cuatro meses de plazo para la investigación.

El juez hizo lugar al pedido de una medida cautelar por parte de la fiscalía de El Bolsón. Los imputados deberán mantener el domicilio denunciado -si lo modifican, deberán informarlo- y cada 15 días presentarse en la comisaría más cercana.

“Se investiga un delito de acción pública. Un incendio de magnitud que afectó a toda una comunidad. Un delito contra el orden público que aún está latente en El Bolsón. Dicho siniestro derivó en esta investigación penal”, dijo el fiscal José Luis Torchia, al comienzo de la audiencia.

Según informó diario Río Negro, el fiscal atribuyó a Noelia Alejandra Quiroga, Natalia Vanesa Quiroga, Morena Noemí Beltrán, Pablo Alberto Huinchaqueo, Miguel Matías Valenzuela y Juan Carlos Cárdenas que “el 24 de enero pasado, entre las 10 y 13 horas, en un domicilio del barrio El Mirador del paraje Los Repollos de El Bolsón realizaron una fogata en el predio para cocinar alimentos sobre una parrilla en un trozo de chapa que tenía contacto directo con el suelo y estaba a 50 centímetros de un pinar”.

"A las 13, finalizada la misma, se retiraron del predio sin apagar debidamente ese fuego", que "se expandió hasta el pinar quemando hasta el momento 8.000 hectáreas de bosque y forestación”, precisó el fiscal de El Bolsón.

 

Agregó que esto "sucedió a raíz del accionar de los imputados. Era un peligro real y concreto que atentó y atenta contra la seguridad pública”.

Dijo que uno de los primeros vecinos del lugar que vio el fuego "describió el origen del incendio. Vio que las llamas se habían propagado unos 10 metros. Y advirtió que sobre este predio había chapas y restos de carbón". 

El domingo “ya había presunción sobre la cuestión delictiva” pero “ese día, todo el mundo estaba en el lugar del siniestro y no tuvimos información puntual sobre el hecho que hoy investigamos. Ya presumíamos el delito de incendio y sospechábamos la autoría", explicó Torchia. 
 

ARGUMENTOS DE LA DEFENSA

Por su parte, el defensor oficial, Marcos Ciciarello, expuso los motivos por los cuales, a su criterio, los acusados debían abstenerse de declarar. “Se les reprocha a turistas de Cipolletti hacer fuego para cocinar un asado, tortas fritas. No sabemos bien qué iban a cocinar. No sabían que iban a generar un incendio que consumió 8000 hectáreas”, aseguró.

A su vez, consideró la necesidad de determinar “si por las condiciones de cada uno, ellos debieron haberlo previsto y podemos reprocharles eso, que es distinto a haber generado un incendio por negligencia”.

Aseguró al mismo tiempo que sus defendidos presentan varias quemaduras por intentar apagar el fuego.