RÍO NEGRO - Dos personas de la comunidad Gallardo Calfú que habían sido declaradas en rebeldía la semana pasada, fueron imputadas este martes por el delito de usurpación de un campo en El Foyel, que finalmente el lunes fue desalojado de manera pacífica.

Los acusados son Blanca Rosa Gallardo y Juan Carlos Oyarzo, que el viernes pasado no se presentaron en la audiencia de formulación de cargos. Solo la mujer integraba el grupo de los 4 detenidos que ayer fueron trasladados a la comisaría 12 de El Bolsón por resistir al desalojo. El hombre, se presentó este martes de manera voluntaria en el Juzgado de Paz de El Bolsón, indica El Río Negro.

Gallardo y Oyarzo comparecieron en una audiencia virtual y presencial, en la que el juez Ricardo Calcagno dio por formulados los cargos que presentaron el fiscal jefe Martín Lozada y el fiscal de El Bolsón Francisco Arrien. Son los únicos imputados hasta el momento por la usurpación del campo de la familia Soriani, ubicado a unos 45 kilómetros de El Bolsón.

Fuentes oficiales confirmaron que esta mañana fueron liberadas todas las personas que fueron detenidas el lunes por resistir al desalojo, ante un pedido de la defensa.

El juez, que había declarado la rebeldía y captura el viernes, dio por revocadas ambas medidas y rechazó el planteo de sobreseimiento de la defensa de los acusados. Otorgó 4 meses para la investigación.

No se solicitó la prisión preventiva, por lo tanto ambos quedaron en libertad.

LA ACUSACIÓN

Según la acusación formulada por los fiscales Gallardo y Oyarzo el jueves pasado, 15 de octubre, ingresaron al campo entre las 8:30 y las 9:30 “de manera masiva y clandestina”, invadiendo el lugar con “un grupo de personas en un número indeterminado aún y de identidad que al momento no se conocen en su totalidad”.

El Ministerio Público Fiscal informó que estas personas cerraron el paso a la propiedad cruzando dos troncos e instalando un cartel con letras negras con la inscripción lof Gallardo Calfú, “impidiendo en consecuencia la circulación del propietario de la finca y de su grupo familiar, que se encontraban en el lugar”.

Fuente: El Río Negro