Este jueves, la fiscal Claudia Ríos imputó a los cuatro jóvenes que no quedaron detenidos por los hechos investigados debido a no tienen antecedentes y son delitos excarcelables.

Se trata de Luciano Garrido - quien fue imputado por lesiones graves y amenazas - y Juan Muñoz, Luca Biglieri y Martín Bordignon, a quienes se les acusó del delito de amenazas simples, todos ellos de entre 18 y 20 años de edad.

En tanto, el joven agredido fue dado de alta ayer de la clínica donde estaba internado, a la espera de una futura intervención quirúrgica tras sufrir ocho fracturas en el rostro.

Por su parte, el Liceo Rugby Club emitió un comunicado donde "condena terminantemente los hechos de violencia que son de público conocimiento y se solidariza con los afectados y sus familias", inicia el texto firmado por el Consejo Directivo del Club.

"Tanto nuestro club como las personas presuntamente involucradas se han puesto voluntaria y espontáneamente a disposición de la Fiscalía interviniente", añadieron.

E indicaron que "si bien deben respetarse los tiempos de investigación de la Justicia para determinar las eventuales responsabilidades, en caso de corresponder, internamente se llevará adelante los sumarios correspondientes tendientes a aplicar rigurosamente las sanciones contempladas en nuestro Reglamento de Disciplina para este tipo de situaciones, que, aún siendo ajenas a nuestra Institución, requieren de nuestra máxima atención y severidad".

Al parecer, y según consta en la denuncia judicial, todo se inició cuando el chico agredido, que tiene 16 años, salió en defensa de un amigo al que los victimarios estaban intimidando en la localidad mendocina de Luján de Cuyo.

En ese momento, él fue el blanco de las agresiones por parte de la patota, que le propinó una "tremenda golpiza", según testigos, que le provocó múltiples fracturas en su rostro.

Con respecto al ataque, se supo que la víctima llamó a su padre alrededor de las 4 de la madrugada del domingo tras la golpiza y que fue él quien lo buscó y lo llevó a atender a la Clínica de Cuyo, donde quedó internado hasta ayer.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!