En la tarde del domingo se llevó adelante una audiencia de control de detención, donde el Ministerio Público Fiscal representado por el funcionario de fiscalía Rubén Kholer, imputó por graves hechos de violencia de género a una persona, en perjuicio de su ex pareja con quien tiene un hijo en común. Participó ejerciendo la defensa Andrés Espíndola, y también estuvo a cargo el Juez Marcos Nápoli.

Se investiga el hecho ocurrido el 10 de septiembre aproximadamente a la 1,10 cuando la ex pareja del imputado se acerca a su domicilio y le deja al hijo de ambos, de cuatro meses de edad, pero al regresar a buscarlo se encuentra con la puerta de rejas cerrada por lo que decide llamarlo a viva voz y recibe como respuesta las expresiones del hombre diciéndole que se vaya porque sino la iba a matar, y que el bebé se lo entregaría a su madre.

La mujer escuchó llantos que provenían desde el interior e intentó saltar el cerco y es allí cuando el agresor la toma de los pelos, la arrastra hacia adentro de la casa y le asesta un golpe con un objeto en la cabeza, lo que hace que pierda el conocimiento. En algún momento la víctima reacciona, pero el imputado utilizando la fuerza y la violencia, mientras agredía a la mujer con golpes de puños y patadas, con la utilización de un cuchillo le cortó el cabello y la mano repitiendo al mismo tiempo que la iba a matar a ella y a sus hijos y que la iba a prender fuego cuando saliera si la policía se lo llevaba.

Todo esto provocó diversas lesiones de consideración que fueron certificadas por la médica actuante. Mientras el hecho ocurría, la hija de la mujer de nueve años de edad lloraba desesperadamente en la vereda del domicilio, momentos en que llegó personal policial y procedió a la detención del imputado.

La calificación legal que se endilga es por el delito de lesiones leves agravadas por haber mantenido una relación de pareja anterior y mediante violencia de género en concurso ideal con amenazas agravadas por utilización de un arma, todo ello en contexto de violencia de género. A cargo de la investigación estará la procuradora de fiscalía Claudia Ibáñez junto a la abogada Rocío Lorenzo.

PRISIÓN PREVENTIVA

Manifestó el doctor Kholer sobre las diversas medidas que se llevarán adelante y pidió la prisión preventiva por el término de tres meses. Tuvo en cuenta los antecedentes del imputado, quien cuenta con una condena del 16 de junio de este año con un juicio abreviado, además de varias suspensiones de juicio a prueba, para argumentar por el peligro de fuga, al que también sumó el riesgo de entorpecimiento, toda vez que aún falta que declare la víctima y testigos menores de edad en cámara gessel.

Después de escuchar a las partes, el juez Marcos Näpoli no acordó con el Ministerio Público Fiscal respecto al peligro de fuga, al indicar que aún con los antecedentes se podría neutralizar la posibilidad de apego al proceso, pero sí existe el peligro de entorpecimiento debido a los testimonios que deben escucharse, tanto de la víctima como de la hija menor, quien merece toda una preparación de parte de los servicios de asistencia para declarar en cámara gessel, mas allá de otras consideraciones como por ejemplo la alteración de la escena del hecho. 

Por todo esto, el magistrado determinó la prisión preventiva por el término de dos meses, además de la apertura de investigación de acuerdo a la imputación fiscal y por el plazo legal de seis meses.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!