COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - El juez penal Jorge Odorisio dio a conocer su resolución de homologar el acuerdo abreviado presentado por las partes en una audiencia realizada días pasados, donde los imputados, Jonathan Nahuel Centurión y Axel Alan Centurión, asesorados por su defensor, admitieron todas las circunstancias de tiempo, modo y lugar en la cual sucedieron los hechos, como también su participación y responsabilidad en los mismos. A Jonathan Centurión le revocaron una condena anterior, en suspenso, imponiéndole finalmente la pena de 5 años y 10 meses de prisión efectivos. También condenaron a Axel Centurión a la pena de 3 años y cuatro meses de prisión de efectivo cumplimiento. Finalmente, el juez remitió el caso al área de Ejecución Penal, ya que las partes renunciaron a los plazos de impugnación.

Los hechos incluidos en el abreviado, presentado el pasado 19 de septiembre en audiencia, acontecieron el primero el 20 de marzo de 2018, cuando siendo aproximadamente las 21.15 hs., Jonathan Centurión llegó a la vivienda unicada en la calle Base Melchor al 1.100, y en circunstancias en que la dueña no se encontraba, ingresó, previo destruir la puerta delantera de la vivienda, y robó una bicicleta, un bolso con una consola de video juegos play station, una caja de herramientas y una garrafa color amarillo de 10 kilos.

Dichos elementos fueron recuperados todos los elementos dentro del ámbito de custodia de Centurión, excepto la garrafa amarilla de 10 kilos. El hecho fue calificado jurídicamente  como  “robo agravado por efracción” en calidad de “autor”.

El segundo ilícito del abreviado ocurrió el día 31 de mayo de 2019, cuando siendo aproximadamente las 20:35 hs, Jonathan Nahuel Centurión, Alex Alan Centurión y Pablo Edgardo Salinas llegaron a bordo del rodado VW Vento, conducido por  este último a la calle Teodoro Petrof al 30, del barrio Standart Norte de Comodoro Rivadavia. Una vez allí, detuvieron la marcha y descendieron del mismo Jonathan Nahuel y Alex Alan Centurión, quienes ingresaron al interior del local comercial Dietética y Almacén Natural denominado “Zona Santa”, ocasión en que Jonathan Centurión extrajo un arma de fuego tipo revolver calibre 38, le apuntó al propietario del local y le exigió que le entregara todo el dinero de la recaudación del día.

En ese momento, Alex Alan Centurión se aproximó hacia la caja registradora, le aplicó un golpe de puño en la cabeza al propietario, sustrayéndole un teléfono celular y una determinada suma de dinero, retirándose rápidamente del lugar.  Una vez fuera del local abordaron el VW Vento antes descripto dándose inmediatamente a la fuga.  Los empleados policiales de la Comisaría Km 8 de esta ciudad, que circulaban a bordo de un móvil, observaron el momento en que Axel y Jonathan Centurión escapaban del comercio y abordaron el VW Vento, siendo perseguidos por el dueño del local quien le puso en conocimiento de la situación, iniciando una persecución y logrando interceptar el rodado, corroborando en ese momento que Jonathan Centurión al momento de descender del rodado arrojó al suelo el celular Samsung J 4 sustraído, en tanto arrojó el arma de fuego sobre el piso del habitáculo del conductor, mientras Axel Centurión descendió de la parte trasera, procediendo a la detención de los tres mencionados.

El hecho fue calificado como “robo agravado por el uso de arma de fuego, en  grado de tentativa” en calidad de  “coautor” para Jonathan Centurión. Éste aceptó la pena de 5 años de prisión, la cual se le unificó con una pena anterior de cumplimiento en suspenso que se le revoca, imponiéndosele finalmente la pena de 5 años y 10 meses de prisión efectivos.

En cuanto al abreviado para Axel Centurión se le imputó el segundo ilícito acontecido el 31 de mayo de 2019, calificándose el mismo como “robo agravado por el uso de arma de fuego en  grado de tentativa” en calidad de  “coautor” para él, por el cual el imputado aceptó la pena de 3 años y 4 meses de prisión de cumplimiento efectivo.

Presidió la audiencia Jorge Odorisio, juez penal; por el Ministerio Público Fiscal se hizo presente Julio Puentes, fiscal general; en tanto que la defensa de los imputados fue ejercida por Mauro Fonteñez, defensor particular de los mismos.