BUENOS AIRES (ADNSUR) – En la madrugada de este lunes, una joven de 36 años que trabajaba en una estación de servicio, salió de su casa en Moreno, a las cuatro de la mañana, para dirigirse a su empleo. Allí intentó resistirse a un robo y la asesinaron.

La víctima fue identificada como Débora Ríos, y este lunes cuando se dirigía  a trabajar, un hombre la quiso asaltar y para defenderse ella le arrojó gas pimienta, pero el ladrón le pegó en la cabeza con una botella, la mató y escapó del lugar.

La mujer fue hallada tendida boca arriba, con manchas de sangre en el rostro y golpes en la cabeza y vestida con el uniforme de YPF, ya que trabajaba en una estación de servicio de esa compañía.

El aerosol de gas pimienta quedó tirado al lado del cuerpo de la víctima, así como la botella de cerveza que el delincuente utilizó de herramienta para asesinarla, así lo indicó Telefe Noticias.