El repudiable hecho ocurrió en una de las paradisiacas playas de Grecia, más precisamente en la isla de Creta. Fuentes policiales aseguraron que una mujer de 34 años realizó la denuncia sobre un masculino que habría abusado de ella.

La mujer declaró estar de vacaciones y admitió que, en el momento de la violación, estaba borracha y que no recordaba nada de su agresor, excepto que vestía ropa completamente blanca.

El padre de la joven, un británico de 70 años, quedó detenido por presuntamente violar a su propia hija, de 34 años, mientras estaban de vacaciones en la isla griega.

El hombre, que no ha sido identificado, fue puesto en custodia por la policía este sábado tras una denuncia que dos días antes había interpuesto su hija.

Los oficiales que revisaron las imágenes de CCTV dijeron que la pareja había estado bebiendo en un bar cuando el padre le hizo gestos obscenos a su hija, la golpeó en la cara, la siguió a la calle y luego la violó en una playa desierta.

La policía dice que su padre vestía ropa completamente blanca en las imágenes de CCTV.

Horror en una playa desierta: tiene 70 años y quedó detenido por violar a su hija

Los médicos forenses le dijeron al periódico local Neakriti que la mujer estaba “cubierta” de heridas que coincidían con piedras y ramas encontradas en la playa.

Los examinadores agregaron que también tenía lesiones consistentes con una violación y que se recolectaron muestras de ADN.

La policía arrestó al padre el sábado y lo llevó esposado a la oficina de un juez local donde fue acusado de delitos graves de violación, abuso sexual y violencia doméstica.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!