Un casamiento en Puerto Madryn terminó con un horroroso episodio de abuso a cuatro menores. Ocurrió en el año 2018 y ahora el acusado fue condenado y la próxima semana se conocerá cual es la pena que deberá cumplir.

El joven de 24 años era al padrino de la boda, quedó al cuidado de niños de 9, 8, 4 y 2 años,  los abusó y los obligó a mirar videos pornográficos. Se trata de Miguel Sebastián Jesús.

Estaba al cuidado de los cuatro niños mientras los padres hacían trámites para el casamiento del cual iba a oficiar como padrino de la boda. Fue condenado por las juezas Stella Eizmendi, Patricia Reyes y Marcela Pérez por “corrupción de menores agravada”.

“Obligó a los menores a mirar películas pornográficas en el televisor de la vivienda. Y provocó que los menores naturalizaran como juego las imágenes de contenido sexual y las imitaran entre ellos”, explicaron desde la Fiscalía sobre la calificación.

Todo ocurrió cuando integrantes de la familia de Puerto Madryn y Trelew se reunieron para celebrar un casamiento, los invitados de Trelew regresaron a su ciudad para efectuar trámites y dejaron al cuidado del mencionado Jesús, padrino de la boda, a cuatro niños. Cuando el grupo volvió a Puerto Madryn se enteraron de lo sucedido cuando uno de los pequeños se asustó al verlo y le arrojó un encendedor. La situación llamó la atención de los padres y fue allí donde entre llantos contaron lo que vivieron.

Las pericias médicas y el testimonio de los niños indicaron que no hubo abuso sexual con acceso carnal por parte de Jesús. Con el veredicto condenatorio dictado por el Tribunal, la próxima semana se conocerá cual es la pena que deberá cumplir. El mínimo por este delito es de seis años de prisión de efectivo cumplimiento.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!