La Justicia abrió la investigación contra un tercer imputado por el secuestro de más de 30 placas fúnebres que fueron secuestradas de una chatarrería de Trelew. Sería el dueño de un comercio local.

El caso surgió el 30 de marzo pasado, a partir de la detención de dos jóvenes que fueron sorprendidos tras haberse llevado placas de bronce, cobre y aluminio del cementerio. 

Un empleado los descubrió y denunció a la Policía, que los siguió hasta una chaterrería donde se presume que iban a entregar las placas.

Allí, la Policía aprehendió al hombre y a la mujer acusados del robo mientras que el dueño del comercio devolvió las placas que fueron resistuidas al cementerio.

Al día siguiente, los investigadores allanaron el domicilio del comerciante donde encontraron más de 30 placas fúnebres con los datos personales y fotografías de los fallecidos.

En la causa están involucrados el hombre y la mujer que fueron sorprendidos llevándose las placas del Cementerio. 

Ahora, la Justicia investigará a una tercera persona, que sería un comerciante, por “encubrimiento agravado”.

.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!