LA PLATA (ADNSUR) - En un violento raid, cuatro delincuentes asaltaron varias quintas de horticultores y en una de ellas, abusaron sexualmente de una nena de 14 años. Ocurrió esta madrugada en una zona semirural de Lisandro Olmos, en el partido de La Plata. 

Los ladrones que atacaron la madrugada del viernes a tres familias de trabajadores rurales estaban armados y encapuchados. Uno de los objetivos fue una casa ubicada en las calles 90 y 215. Allí se encontraban un hombre de 32 años junto a su esposa y su hija de 14 cuando irrumpió el grupo de asaltantes.

Primero, los delincuentes ataron a la familia y después los golpearon brutalmente. Les exigían que les entreguen dinero. Parecía que iban por fin a escaparse con el botín en su poder, pero ese fue el principio de la verdadera pesadilla.

Según indicó una fuente cercana a la causa al diario El Día, uno de los ladrones apartó a la adolescente y la llevó hasta un descampado. En plena madrugada, la violó dos veces. Después, se reunió con sus cómplices y entraron a otra casa, de la cual también se llevaron dinero y distintos objetos de valor. En la tercera y última vivienda se hicieron de algunos electrodomésticos. También robaron un auto Chevrolet Aveo, en el que consiguieron fugarse, situación en la que permanecen hasta ahora.

Cuando pudieron liberarse, las familias asaltadas se comunicaron con el 911 y minutos después efectivos de la comisaría 15 desplegaron un intenso rastrillaje por toda la zona sin poder dar con los sospechosos. También intervino el Gabinete de Abusos contra la Integridad Sexual de la DDI La Plata, tras lo cual la joven abusada fue derivada a un centro médico.

En tanto, personal del Gabinete Técnico Operativo de la comisaría de Olmos avanza con la toma de testimonios, mientras buscan cámaras de seguridad en la zona para poder identificar a los violentos. La causa fue caratulada como “robo doblemente agravado por haber sido cometido en poblado y en banda y por el empleo de arma de fuego” y “abuso sexual con acceso carnal”.

Por otra parte, los investigadores creen que los mismos cuatro delincuentes estuvieron también involucrados en el robo a una casa en City Bell cometido días atrás. En ese caso, usaron la misma modalidad: saltaron la reja perimetral, amenazaron al propietario con un arma, lo golpearon en la cabeza y huyeron con dos notebooks.