Una mujer de La Plata denunció a su pareja luego de revisarle el celular y encontrar un video en el que se veía cómo abusaba de su hija de 9 años. La víctima había sido amenazada por el acusado que si no mantenía silencio se encargaría de asesinar a su mamá.

La madre de la nena realizó inmediatamente la denuncia y posibilitó la detención de Pablo Alejando Juárez, quien quedó preso por la cantidad de pruebas que hay en su contra.

Sin embargo, la mujer no deja de recibir amenazas y mensajes intimidatorios tanto por parte de Juárez como del entorno familiar de él. De hecho, en lo que va del año se tuvo que mudar en seis oportunidades y debió cambiar su número de teléfono.

De acuerdo con lo que la mujer reveló ante la policía, el denunciado le envía mensajes pidiéndole que desmienta la denuncia que hay en su contra. “Acá me van a matar, tenés que decir que todo es mentira”, le suplicó el hombre.

Los abusos

Todo comenzó el 15 de noviembre del año pasado, cuando Carolina, aprovechando que la pareja no estaba en la casa, fue a revisarle el celular y vio que en la galería de imágenes había videos con contenido sexual.

Allí, la mujer alcanzó a reconocer la ropa de su hija de 9 años. Según reveló, en una grabación “se ven genitales masculinos y otros femeninos, de una nena”.

“También se logra ver un short que reconocí que era el de mi hija por un estampado muy particular que tiene”, aseguró.

Sin poder creer lo que observaba, la mujer despertó a la nena en medio de la madrugada y le preguntó si en algún momento su pareja la había manoseado. La menor negó todo. “No sabía qué hacer, encima estaba embarazada de 7 meses de él”, afirmó.

Ni bien el hombre regresó a la casa, ella lo increpó y le preguntó sobre esos videos. Ante esto, el hombre se enfureció y le propinó una feroz golpiza.

“Me pegó una hora y media hasta que llegó la policía”, contó la mujer, quien fue trasladada a la comisaría quinta junto con su pareja. Allí, ella hizo la denuncia por abuso sexual.

Según la declaración de la mujer, los abusos habrían comenzado en 2019. La denunciante relató: “Él se pasaba a la cama de ella o a veces, cuando la nena venía a dormir a nuestra cama, cuando yo me dormía, la manoseaba por debajo de las sábanas. Se frotaba sus miembros con los genitales de ella”.

Además, en una ocasión la menor manifestó que le dolían sus partes íntimas. Debido a esto, la llevó al pediatra, pero el médico no la revisó y le atribuyó el dolor a una causa natural por el desarrollo.

Desde que el acusado fue detenido el 15 de noviembre, continúa preso debido a que se encontraron pruebas suficientes para dejarlo tras las rejas. Sin embargo, la mujer reclama a la Justicia que aún sigue padeciendo el hostigamiento por parte de los familiares de él.

En este contexto, las autoridades le otorgaron un botón antipático y emitieron una orden de restricción perimetral que les prohíbe a los familiares del detenido acercarse en un radio de 200 metros.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!