Una mujer de 31 años de Córdoba afirmó que su expareja la obligó a meterse en un pozo dentro de su propia casa, tras haberla golpeado y amenazado. Según contó la víctima logró escapar del pozo que el agresor había tapado con una baldosa y corrió a pedir ayuda a una escuela a dos cuadras de su casa.

El acusado, de 33 años, fue detenido en medio de un operativo policial en la tarde de este martes. Fuentes judiciales advirtieron que el sospechoso tenía orden de captura desde 2019 por tentativa de homicidio.

Fuentes que investigan el caso ocurrido este pasado martes señalaron que la víctima logró escapar y pedir ayuda en una escuela de Quebrada de las Rosas. Fue la directora de ese establecimiento la que avisó a la Policía.

Horror: Le dio una paliza a su ex y la enterró en un pozo, pero ella pudo escapar

En horas del mediodía, investigadores llegaron hasta la vivienda ubicada en calle Castañeda donde encontraron el hueco de 1,60 metro señalado por la denunciante. En el mismo domicilio vive con sus cinco hijos de 1, 3, 6, 10 y 11 años.

Según manifestó la mujer, el agresor la hizo ingresar al pozo, la tapó con una baldosa del mismo piso de la casa y escapó. Afirmó que el atacante es su expareja e indicó que el pasado lunes ya había sufrido otro episodio de violencia, según indicó El Doce.

Con la advertencia de este martes, efectivos policiales montaron un operativo cerrojo y detuvieron al sospechoso. El hombre fue puesto a disposición de la Justicia, mientras que la víctima recibió asistencia en el Polo de la Mujer.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!