CÓRDOBA (ADNSUR) - A casi dos años del femicidio de Daiana Moyano, la joven que fue violada y asesinada cuando volvía a su casa de trabajar, su mamá, Laura Taborda, murió este miércoles en un incendio por el que acusan a su esposo.

Todo ocurrió delante del hijo de la pareja de 14 años. El chico, justamente, fue quien permitió reconstruir los últimos minutos con vida de su madre. “Por lo que pudo aportar, hubo una discusión y su papá se roció con combustible, se prendió fuego y prendió fuego la casa”, dijo a Cadena 3 la fiscal de Violencia Familiar Bettina Croppi.

El adolescente pudo rescatar al presunto femicida, pero no alcanzó a sacar a su mamá de las llamas a tiempo para poder salvarla. “Tiene algunas quemaduras menores por haber ayudado al papá, pero ya fue dado de alta”, comentó la funcionaria respecto de la salud del menor.

En tanto, Mario Moyano quedó internado en el Instituto del Quemado lesiones severas y, en principio, fue imputado por homicidio calificado por el vínculo de su mujer. Sin embargo, Croppi no descarta agravar la acusación. “Aún no conocemos la causa eficiente de la muerte, incluso si hubiere habido violencia de género se podría agravar más”. Así lo informó Todo Noticias.

De acuerdo a las primeras versiones, también un vecino quiso intervenir para ayudar a la víctima pero el fuego ya había tomado toda la casa y le fue imposible entrar. Recién cuando los bomberos lograron controlar las llamas, se toparon con el cuerpo calcinado de Taborda.