COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) – Olga Cañupán, madre del joven fallecido Néstor Vázquez, recordó que este domingo se cumplieron cuatro años del homicidio de su hijo a causa de una interna sindical, según la familia de la víctima. Dado que los imputados fueron sobreseídos, Cañupán remarcó que “ahora hicimos una queja a la Corte Suprema porque el Superior Tribunal no me dio una audiencia” y cuestionó que “a (Rubén) Crespo no lo investigaron porque está dentro de la UOCRA y para mí eso es corrupción; por eso voy a actuar en la Corte Suprema”. Mirá el video de ADNSURTeVé

En diálogo con La Cien Punto Uno, Cañupan indicó que “se cumplieron cuatro años y, si bien hubo imputados, quedaron sobreseídos de la causa. Yo seguí por querella; tenía un abogado que era Sergio Romero pero lo que hizo fue una burla a mi familia y a integrantes del Superior Tribunal de Justicia porque apeló sin fundamentos”.

Por tal motivo, “volví a apelar. Cuando el Superior Tribunal de Justicia no me dio lugar, el procurador Jorge Miquelarena volvió a apelar, fue rechazado y ahora hicimos una queja a la Corte Suprema porque el Superior Tribunal no me dio una audiencia. A la hora de apelar mi abogado pidió la renuncia y fue denunciado al Colegio de Abogados”, recordó.

Además, Cañupán indicó que “también denuncié al doctor Cabral porque uno de los imputados tenía el arma homicida y no podía decir que no tenía pruebas. La semana pasada me avisaron que quedó desestimada la denuncia a Cabral”.

“Recusé al doctor Comaro porque es abogado del conejo Silva y Crespo, tienen una empresa y ahí le dieron trabajo a la testigo del hecho. Hizo una declaración por plata y ahora le hicieron una causa”, remarcó. De modo que “ahora espero una audiencia contra Brenda Vargas y ella tendrá que ser penada por dar vuelta una declaración. Todo fue por plata y tengo como comprobarlo, por eso presenté la renuncia al Consejo de la Magistratura”, sostuvo.

La madre de la víctima sostuvo que “para mí los culpables son Misael Henríquez, Claudio “Gallo” Vera y Miguel Baeza que tenía el arma. A Crespo no lo investigaron porque está dentro de la UOCRA y para mí eso es corrupción, por eso voy a actuar en la Corte Suprema. Yo soy la víctima y ellos los asesinos. Ahora estoy gestionando para que todas las madres de las víctimas tengan un abogado querellante porque es una vergüenza. Creí en la justicia hasta que el fiscal me dio vuelta una denuncia. Siempre recuerdo a mi hijo y seguiré en mi lucha para ver qué pasa en la Corte Suprema”, cerró.