COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Por el homicidio de Gastón Flores, ocurrido el 21 de febrero de 2020 en el barrio San Cayetano, se efectivizó este miércoles por videoconferencia la audiencia de revisión de la prisión preventiva a Walter Bazán Núñez. 

La fiscal solicitó que se mantenga la prisión preventiva que cumple el imputado Bazán Núñez por dos meses o hasta la realización de la audiencia preliminar, lo que ocurra primero. “Debe mantenerse la medida de coerción, ya que no hubo modificación de las razones por las cuales se le dictó la medida”.

Detalló que existen elementos de convicción suficientes para sostener que el imputado Bazán Núñez se encontraba con la víctima y que utiliza un arma de fuego para darle muerte. “Existe un testigo de identidad reservada que lo coloca a Bazán Núñez en el lugar del hecho y luego no vuelve a ver a su vecino, la víctima”, aseguró Banfi. Asimismo, la fiscal se refirió al ADN del imputado encontrado en la campera de Flores y un video, evidencia que derriba la versión desincriminatoria que diera el imputado.  

En contraposición, la defensora pidió el arresto domiciliario del imputado por 30 días, ya que consideró que "no existe peligro de entorpecimiento porque las pruebas ya han sido aportadas, ya casi tenemos la acusación", refirió.

Seguidamente, la fiscal se opuso al arresto domiciliario ya que se encuentran vigentes los peligros de fuga y entorpecimiento, por la pena en espera y que su soltura puede influir sobre testigos. “No es posible cautelar el proceso con un arresto domiciliario”, concluyó.

Finalmente, el juez penal resolvió hacer lugar a la petición de la representante de fiscalía y mantener la prisión preventiva que cumple el imputado por dos meses, o hasta la audiencia preliminar, en base a la existencia de los peligros de fuga y entorpecimiento y que a mayor evidencia se incrementa el peligro de fuga; y por la gravedad del hecho, un homicidio cometido con arma de fuego con una pena mínima de casi 11 años de prisión.

Presidió la revisión Miguel Caviglia, juez penal subrogante; el Ministerio Público Fiscal fue representado por Camila Banfi, fiscal general; en tanto que la defensa de Bazán Núñez fue ejercida por Selva Scatena, abogada particular del mismo.

EL HOMICIDIO DE GASTÓN FLORES

El homicidio ocurrió el 21 de febrero de 2020,  entre las 12 y las 14 has aproximadamente, cuando Gastón Flores  se encontraba en el interior de su casa, en la calle 649 al 2.200  del barrio San Cayetano. Se encontraba escuchando música, consumiendo bebidas alcohólicas y probablemente otras sustancias,  junto a Walter Bazán Núñez, con quien convivía y tenía una relación violenta.

Esto según el relato de los vecinos ya que en varias ocasiones vieron cómo se peleaban y se gritaban e incluso Bazán lo llamaba a pelear en el patio interior del predio a la vista de los vecinos. Producto de esta relación violenta, Flores habría golpeado a Bazán la noche anterior, lo habría incluso bajado por la fuerza de la camioneta  y es a partir de este altercado que presumiblemente  se iniciara una discusión y Bazán Núñez, alias Wally, tomó un arma de fuego de propiedad de la víctima que se encontraba arriba de la heladera y le efectuó un disparo certero en el pecho  con claras intenciones de dar muerte a Flores. 

Luego se retiró del domicilio con el arma dejando todo ordenado para no levantar sospechas y brindó una declaración donde asegura no haberse encontrado en el lugar, situación que fue  desmentida por los testigos de los departamentos lindantes.

Como consecuencia del ataque armado efectuado por Bazán Núñez, el proyectil impactó en el pecho a la altura del corazón de Gastón Flores, provocando su fallecimiento inmediato en  el lugar por herida de arma de fuego en el pecho con dirección de arriba hacia debajo de adelante hacia atrás.