COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - El pasado viernes se celebró en sede de los tribunales penales del barrio Roca la audiencia de revisión de la prisión preventiva que pesa sobre Héctor Fretes por el hecho acontecido el pasado 8 de septiembre de 2017 en el cual perdiera la vida Luis Miguel Curiqueo. La funcionaria de fiscalía solicitó se mantenga la medida de coerción de Fretes hasta la audiencia preliminar, en tanto que el defensor no se opuso a ello. Finalmente el juez penal resolvió mantener la prisión preventiva del imputado por un mes, o hasta la audiencia preliminar, lo que suceda primero.

Presidió el acto como juez subrogante, Mariano Nicosia; por el Ministerio Público Fiscal asistió María Inés Bartels, funcionaria de fiscalía; en tanto que la defensa del imputado fue ejercida por Guillermo Iglesias, abogado particular del mismo.

El hecho a investigar acontece el pasado 8 de septiembre de 2017, siendo aproximadamente las 02.30 hs., cuando Héctor Fretes se encontraba junto a un grupo de personas en el interior del local comercial “Old Draw”, sito en la calle Güemes entre San Martín y Sarmiento de nuestra ciudad. En un momento dado, Fretes egresó del comercio hacia el exterior, donde se hallaba estacionado su vehículo Peugeot Partner, de cuyo interior extrajo un arma de fuego. Luego reingresó al local y, sin motivo aparente y con claras intenciones de dar muerte, realizó al menos dos disparos hacia la humanidad de Luis Miguel Curiqueo, quién también se hallaba en el lugar. Dos de estos disparos impactaron en el cuerpo de la víctima, uno de ellos ingresó por la parte superior del brazo izquierdo, cruzando hacia el tórax; y el otro impactó en la zona torácica, quedando ambos proyectiles alojados en el cuerpo de Curiqueo. Dichas lesiones causaron la muerte de la víctima por shock hipovolémico de ambas aurículas, provocado por el paso de un proyectil. Calificando la funcionaria provisoriamente el hecho como “homicidio agravado por el uso de arma de fuego”, en calidad de autor para Héctor Martín Fretes.

Solicitando el mantenimiento de su prisión preventiva en base a la existencia del peligro de fuga, recordando que Fretes se fuga después de cometido el hecho; y es detenido y puesto a derecho 14 días después. Asimismo se refirió a la pena en espera en caso de ser declarado responsable y a la gravedad del hecho investigado. Con la presentación de la acusación pública del caso, realizada en la fecha, la probabilidad de autoría se acrecienta, argumentó Bartels. La prisión preventiva es la única medida capaz de cautelar el proceso, solicitando se mantenga la misma hasta la celebración de la audiencia preliminar.

Por su parte el defensor adujo que las argumentaciones de la funcionaria de fiscalía son correctas y que su defendido acaba de firmar un acuerdo abreviado, en otra causa por tres años de prisión de cumplimiento efectivo. Estos argumentos de la represente de fiscalía son incontrastables y habilita para que Fretes continúe con su estado de detención, sostuvo Iglesias. Por lo cual quitó el principio de contradicción y consintió el dictado de la medida de coerción hasta la audiencia preliminar. Por su parte el imputado dijo estar de acuerdo con su defensor, al ser consultado por el juez.

Finalmente el juez penal aseguró compartir el razonamiento de la funcionaria de fiscalía, ya que existen evidencias claras de la materialidad y autoría del hecho; y la pena que se espera como resultado del procedimiento se estima que el imputado será privado de su libertad por un tiempo considerable. De allí puede deducirse el peligro de fuga, lo cual justifica el mantenimiento de la prisión preventiva hasta la audiencia preliminar. Por todo esto el juez hizo lugar al planteo de la fiscalía y decretó mantener la prisión preventiva de Fretes hasta la audiencia preliminar o por un mes, lo que primero suceda.