Este lunes por la mañana se concretó una nueva audiencia de revisión de la prisión preventiva para el efectivo policial Ángel Luis Hernández en relación al homicidio de Brian Gómez.

En esta oportunidad, la fiscal solicitó se revoque la medida sustitutiva de presentaciones que viene cumpliendo Hernández y se dicte su prisión preventiva hasta que la sentencia quede firme, al igual que la querella.

En contraposición, los defensores se opusieron y pidieron su libertad con presentaciones y subsidiariamente su arresto domiciliario. Finalmente, el tribunal de revisión por unanimidad, resolvió rechazar el pedido de la fiscal y mantener la libertad con presentaciones de Hernández. Por último la fiscal Codina solicitó la revisión de dicha resolución por dos jueces.

Homicidio de Brian Gómez: mantienen la libertad del policía Hernández hasta que la sentencia quede firme

La causa tiene doble conformidad, es decir, sentencia condenatoria para Hernández por “homicidio simple con dolo eventual”, con una pena de 15 años de prisión, confirmada parcialmente por la Cámara en lo Penal, que mantuvo la calificación de “homicidio simple con dolo eventual” y readecuó la pena de 15 a 8 años de prisión.   

El tribunal de revisión fue integrado por Mónica García, Daniela Arcuri y Jorge Odorisio, jueces penales; el Ministerio Público Fiscal fue representado por Cecilia Codina, fiscal general; la querella fue ejercida por Lucía Pettinari, defensora jefa; en tanto que la defensa de Hernández fue ejecutada por Daniel Fuentes y Guillermo Iglesias, abogados particulares del mismo.

El caso

El hecho juzgado ocurrió el pasado “15 de septiembre de 2.018, siendo las 04,50 horas aproximadamente, cuando Brian Gómez y M. P., quienes habían protagonizado una discusión dentro del local comercial Draw, ubicado en la calle San Martín N° 373 de esta ciudad, fueron expulsados del mismo. Dicho local comercial contaba con dos personas de seguridad privada en el interior del mismo y en su puerta de ingreso con la presencia de dos efectivos de policía adicional, siendo estos Luis Ángel Hernández y Santiago Casner.

Una vez afuera del local comercial, ya expulsados, M. P. acompañado de su novia, su hermano, y tres testigos, se dirigieron por la calle San Martín hasta el lugar comercial Galatea modas ubicado en la altura catastral 321. Ubicados frente al local de modas antes mencionado, arriba al lugar el joven Brian Gómez con el fin de continuar la discusión que les había costado la expulsión del local comercial, propinándole Gómez a uno de ellos un golpe de puño y a continuación se produjo un forcejeo entre Gómez y M. P. dentro del hall de dicho local de modas, cayendo ambos sobre la vidriera provocando la activación de la alarma de seguridad del local comercial. A raíz de esta última situación descripta intervinieron en la reyerta, dos testigos.

Ante la pelea precedentemente descripta, llegan al lugar, los dos policías adicionales del local “Draw Pub”, Hernández y Casner, acompañados por las dos personas de seguridad privada de dicho local comercial. El Suboficial mayor Ángel Hernández a través de la utilización de un bastón tipo tonfa, palo de policía o cachiporra, sin mediar voz de alto, le asestó un golpe en la cabeza a Brian Gómez en la zona tempo parietal derecha, ello con un excesivo abuso de sus funciones y con pleno dominio y control de la fuerza, en razón de portar el bastón antes mencionado sin la capacitación y acreditación policial necesaria para ello.

A raíz del golpe dado por Hernández a Gómez, este último perdió la conciencia y cayó al suelo sin volver a reaccionar. A continuación, de manera inmediata Hernández y Casner se retiraron del lugar, quedando la víctima tendida en el suelo. Al lugar arribó un móvil policial de la seccional primera de policía y a continuación la ambulancia del hospital local.

A raíz del golpe asestado por Hernández a Brian Gómez, este último fue trasladado al Hospital Regional, sufrió un traumatismo derivado en un hematoma subdural derecho y hemorragia subaracnoidea, que requirió tratamiento neuroquirúrgico de urgencia, lo cual produjo una hipertensión endocraneana refractaria debido a trauma encéfalo craneal grave, produciéndose el deceso del mismo el 23 de septiembre de 2.018.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!