A partir de la denuncia de distintos vecinos por "ruidos molestos" y presencia masiva de personas, la policía de Comodoro Rivadavia intervino en la madrugada del domingo en una reunión clandestina.

El caso se produjo en un departamento de Torre 8, donde la policía constató la realización de la reunión. 

Pese a la intervención y la identificación de la propietaria del lugar, el resultado no fue el esperado.

Cuando llegó la policía al lugar lo único que hicieron fue bajar el volumen de la música, aunque se negaron a retirar del lugar.

Ante esto, al policía dio paso a la intervención de la Justicia Federal, que ratificó la orden y dispuso la identificación de todos los concurrentes.