RÍO GALLEGOS (ADNSUR) - Un grupo de personas que realizaba un relevamiento en un predio a la vera de la ruta nacional 40, camino a Punta Loyola, halló el cadáver. La campera que tenía el cuerpo es similar a la que usaba Gastón Eduardo Balcázar, de 24 años, cuando se fugó el pasado 28 de marzo del Centro de Salud Mental de Río Gallegos, donde estaba internado en tratamiento por esquizofrenia. Se aguarda la autopsia y las pericias para la identificación de los restos.

El cuerpo fue encontrado en la tarde de este jueves antes de las 17 horas, cuando personal del Consejo Agrario Provincial y de la Asociación Ambiente Sur realizaba el relevamiento de un predio ubicado entre la estancia Melincué y Punta Loyola a la vera de la ruta nacional 40, indicaron las fuentes policiales.

Según informó La Opinión Austral, los restos se encontraban a varios metros del agua, en la desembocadura del río Chico en el mar Argentino. Se estima que la marea lo habría depositado en el sitio -sólo de acceso a pie- hace al menos una semana, indicó el personal policial.

El cuerpo fue hallado boca abajo y tenía el rostro desfigurado, por lo que es irreconocible su identidad a simple vista.

Según indicaron testigos, tenía una campera color blanco y rojo, y un bóxer color blanco. La campera tiene colores similares a la que llevaba puesta la última vez que fue visto el joven Gastón Eduardo Balcázar de 24 años, quien se fugó el pasado 28 de marzo del Centro de Salud Mental de Río Gallegos, donde estaba internado en tratamiento por esquizofrenia.

Las personas que encontraron el cadáver alertaron a la Policía y efectivos de la Comisaría de Chimen Aike arribaron al lugar y resguardaron el sitio del hallazgo.

Arribó el comisario Daniel Maza a cargo de la dependencia policial de la jurisdicción y supervisó el procedimiento.

Se informó al Juzgado de Instrucción Nº 2 y se dispuso que peritos de la División Criminalística se trasladen al lugar para realizar el peritaje correspondiente.

También colaboró personal de la División Bomberos, Protección Civil y de la Comisaría Primera. Esta última dependencia es la que investiga la desaparición de Balcázar, y que ha encabezado rastrillajes en las zonas aledañas a esta capital y la semana pasada en La Esperanza, luego que un trabajador rural indicara haber visto a un muchacho con características similares al desaparecido.

Un móvil de la Unidad de Trasladados Especiales trasladó el cuerpo a la morgue judicial de Río Gallegos, donde será sometido en las próximas horas a una autopsia para determinar las causas del deceso, y para obtener muestras para su identificación.

Las autoridades sospechan que los restos encontrados son los de Balcázar, ya que es el único joven varón que fue denunciado con paradero desconocido en la región. La causa se tramita en el Juzgado de Instrucción Nº 1. No obstante, se aguardara el resultado de los exámenes, para oficializar su identidad.