CALETA OLIVIA (ADNSUR) - Una joven de 24 años y sus dos pequeños hijos murieron calcinados este domingo, luego de que su vivienda fuera incendiada intencionalmente en el barrio 17 de octubre en Caleta Olivia. Tras las sospechas de que su pareja había sido el autor del hecho, el hombre salió a defenderse.

Natasha Shumacher tenía 24 años, era mamá de Karin de 6 años y Lautaro de 7 años, que también perdieron la vida en el incendio. Se conoció que el incendio fue intencional, y se investiga a la pareja de la mujer, que sería un hombre con antecedentes policiales, incluso estaría involucrado en un homicidio.

Su pareja, Ricardo Martín Luna de 26 años, estaba en el lugar del incendio cuando llegaron los bomberos, y habría sido el único que alcanzó a escapar de la precaria vivienda. El joven habló tras las acusaciones por parte de la familia de su pareja fallecida.  “Les voy a decir, para que la gente no hable mierda, que la familia Remetería y Quipildor fueron los asesinos hdmp”, dijo.

Luna sostiene que las muertes de su pareja Natasha Schumacher y de los hijos de ella se produjeron por venganza a un hecho de sangre en el que él se vio involucrado. Y aseguró anoche a La opinión Austral que “esa familia (Quipildor) arrebató la vida de mi novia y los dos angelitos”.

Acerca de todas las críticas y comentarios que se leyeron ayer en redes sociales, en donde se lo acusó de no haber salvado a los chicos ni a su novia, Luna sostuvo que “yo a los nenes y a Natasha los amaba. Si hubiese podido salvarlos, lo habría hecho, hubiera dado mi vida por ellos”.