TRELEW (ADNSUR) - Melisa Pereyra se recupera por estas horas del ataque con un cuchillo por parte de su ex pareja, Alan Guenuer, en el Hospital Zonal de Trelew. Ayer  su atacante fue imputado por tentativa de femicidio y deberá permanecer seis meses en prisión preventiva, mientras se desarrolla la investigación.

 La madre de la joven, Leticia Santander,  indicó que su hija está recuperándose tras sufrir la perforación de uno de sus pulmones. "Las heridas están cicatrizándose bien, ella se siente bien pero con muy poca fuerza. Psicológicamente está muy mal", dijo a Jornada.  

Melisa fue atacada el viernes pasado cuando dormía junto a sus pequeñas hijas de uno y dos años. Guenuer la apuñaló por la espalda y huyo, pero horas después se entregó en una comisaría. 

“La bebé no duerme de noche porque está muy asustada, las dos están mal, porque lo que le hizo este salvaje a mi hija no tiene nombre y lo que le hizo a la hija tampoco. Por eso no entiendo cómo pueden llamarle padre a ese bastardo; lo quiero preso, no lo quiero suelto”, manifestó la madre de Melisa. 

Leticia relató que recién ahora su hija está contando sobre la situación de violencia que vivía. “Yo me entero ahora, que mi hija habla, porque la traje a vivir conmigo. Le hicimos un departamentito atrás de mi casa para tenerla cerca porque yo sabía que este tipo algo malo iba a hacer".

Sin embargo, el recuerdo de esa noche de terror aún es un hecho presente para la madre de la joven. "Gracias a mi hija que escuchó los gritos desgarradores, que no los voy a olvidar en mi vida y no se los deseo a nadie. Cuando entró mi marido vio como le daba la puntada en la espalda, como la había tajeado. No le soltaba el cabello, mi hija estaba bañada en sangre, la nena llorando y llena de sangre, la otra nena estaba mirando toda la escena”.