TRELEW (ADNSUR) - El lunes pasado, la Superintendencia Administrativa del Superior Tribunal de Justicia del Chubut echó a una empleada que prestaba servicios en los Juzgados Laborales de la Circunscripción Judicial III -Trelew, luego que se acreditara la existencia de faltas administrativas graves. Este miércoles, la trabajadora se quejó públicamente de la decisión. 

Sin identificarla pero utilizando el apelativo de “ñoqui”, el Superior informó que la habían cesanteado. La denuncia había sido elevada al STJ por los jueces laborales de Trelew Adrián Duret, Paulo König y María José Castro Blanco, quienes aseguraron que la mujer había registrado un total de 80 inasistencias sobre 129 días laborales en el período que va de agosto 2019 y febrero 2020; que entre abril de 2020 y julio del mismo año, no registró asistencia alguna en el sistema reloj digital; y que en agosto de 2020 registró 10 inasistencias sobre 11 días hábiles.

Gisela Calvio, la empleada despedida habló primera vez y se defendió de de las acusaciones que le costaron su puesto. Dijo estar  “dolida por la palabra ‘ñoqui’”,  y aseguró que nunca antes había tenido una sanción en su trabajo. “Ahora queda una última instancia administrativa y a eso le sigue el juicio que voy a iniciar. No soy un ñoqui, no soy una vaga, y pasé de ser la empleada ejemplar a un ‘ñoqui’”, dijo.

Y aseguró- a Cadena Tiempo - que “Siempre ayudaba, no es que me quedaba jugando a los jueguitos del celular. No pueden decir nada de mi desempeño, no hubo un llamado de atención antes, directamente me iniciaron un sumario. Me siento culpable de tener una hija”.