COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR/Incluye audio) - Luis Murúa, el padre de las dos nenas abusadas por Juan Ale, el exjefe de la policía de Chubut y exdiputado provincial condenado este martes a ocho años de prisión, resaltó "Queremos que la prisión se haga efectiva", poniendo en duda que ello ocurra debido a que "se presentó un certificado médico" para que obtenga la domiciliaria. "No se pudo solicitar la preventiva", manifestó además, en diálogo con Actualidad 2.0, pero prefirió valorar que "se haya llegado al final del juicio y se lo haya condenado. Queda un buen precedente para la sociedad", evaluó.

"El hecho de que la policía haya bajado los cuadros de la Jefatura es un buen ejemplo del ministro y del jefe de Policía. Tendríamos que estar más acostumbrados a esto", reflexionó Murúa. 

"Es un buen antecedente que queda porque el caso de mis dos hijas es casi cotidiano. Se hace cotidiano en Argentina abusar a las chicas, matar a la mujer; nosotros lo vemos como cotidiano porque sale en todos los medios. Fue bueno esto de marcar el gran trabajo que hizo la fiscalía de Madryn y de los jueces para poner de pie a mis hijas", resaltó.

El padre de las víctimas consideró que, de algún modo, "esto ayuda mucho" a sanar las heridas.

 

𝑺𝒐𝒍𝒆𝒅𝒂𝒅 𝑯𝒆𝒓𝒓𝒆𝒓𝒂 on Twitter