COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) – Juliana Uribe fue declarada penalmente responsable por la muerte de su ex pareja, Samuel Ovejero, en julio del 2017, quien murió de al menos tres puñaladas. Los jueces solicitaron una pena de 16 años y le otorgaron prisión domiciliaria hasta que la sentencia quede firme.

Tras el inicio del  juicio de imposición de pena para Juliana Uribe, donde su abogado defensor pidió la pena mínima de 8 años, los familiares de Samuel, pidieron que se le otorgue la pena máxima. El viernes 5 de julio se conocerá la sentencia.

“Lo que ha dicho las justicia no podemos reprochar anda, trabajan con pruebas y ahora tenemos que esperar el viernes. Nosotros queremos que pague por lo que hizo. No mató a un animal; mató a un padre, mató a un hijo”, señaló el hermano de Ovejero. 

Asimismo, pidió que la joven, madre de su sobrina, se haga cargo del homicidio de Samuel: “que pague como corresponde, nunca pudo presentar que sufría  violencia de género, no pueden reclamar algo que no tiene validez. Ser mujer no le da derecho a matar a cualquier persona”, manifestó.

Y aseguró que “reclaman algo que si hubiera sido en legítima defensa: yo, como estoy en contra del maltrato de la mujer, no se lo reprocharía, pero salieron a ensuciar a mi hermano”, dijo a la Cien Punto Uno.

“FUE EN LEGITIMA DEFENSA”

Por su parte, Juan José Palacios, abogado defensor de Juliana, indicó que se presentaron pruebas de actas de denuncias policiales sobre violencia de género, “la violencia existió y Juliana declaró la verdad, pero lamentablemente ha sido condenada”, aseguró.

El abogado aclaró además que “seguiremos con nuestra verdad, creemos en Juliana y fue en legítima defensa, era ella o su vida, y tuvo que actuar de esa forma desgraciadamente”, lamentó.