El exsecretario privado de la Gobernación Gonzalo Carpintero -imputado por asociación ilícita y enriquecimiento ilícito en el marco de la causa Revelación tendrá controles policiales periódicos. 

RAWSON (ADNSUR) - El exsecretario privado de la Gobernación Gonzalo Carpintero -imputado por asociación ilícita y enriquecimiento ilícito en el marco de la causa Revelación- obtuvo la prisión domiciliaria en una audiencia realizada este viernes en Rawson. El juez Sergio Piñeda accedió a que el exfuncionario de Gobierno de Chubut siga detenido en su casa, ubicada en la calle Fray Luis Beltrán, en la ciudad de Trelew.

Gonzalo Carpintero obtuvo la prisión domiciliaria

Según pudo saber ADNSUR, Carpintero tendrá controles periódicos por parte de personal de la comisaría cuarta. 

En mayo pasado, los fiscales de la Unidad Anticorrupción imputaron por “asociación ilícita” a los ex funcionarios provinciales Gonzalo Carpintero, Víctor Cisterna y Pablo Oca, ex ministros Coordinador de Gabinete y de Economía, respectivamente. Fue en el marco de la causa en la que están detenidos junto a ocho empresarios. Además, formularon cargos por cohecho y enriquecimiento ilícito.

Los delitos que se les imputó fueron los de “asociación ilícita” en concurso con delitos contra la Administración Pública, que prevé penas de prisión de entre 3 y 10 años.

Cisterna, Oca, Correa y Carpintero fueron considerados como jefes de esa organización, por lo que pueden ser penados hasta con 15 años de prisión, según la calificación escogida por los integrantes de la Unidad.

Carpintero además los fiscales le imputaron la figura legal de “enriquecimiento ilícito”.

Para los fiscales “existen elementos suficientes para tener por acreditado que desde diciembre 2015, un grupo de funcionarios integrado por Cisterna, Correa, Carpintero y Oca, actuando con el aval sino expreso al menos tácito del por entonces gobernador Mario das Neves, se pusieron de acuerdo para cometer delitos de modo indeterminado por si, o utilizando como medio al Estado Provincial, para enriquecerse ilícitamente”.

“El principal objeto era recaudar dinero de “retornos” de la obra pública que pagaban las constructoras correspondientes a certificados de obra conformados, de modo tal de ser ellos mismos quienes tuvieran la llave maestra que les permita generar el pago inmediato de los montos dinerarios que las compañías debían cobrar fruto de las obras realizadas y ya certificadas”, afirmaron los fiscales cuando imputaron a los empresarios, en mayo pasado.

“Los cobros se hacían en las empresas, en el Gobierno o en las oficinas del partido Chubut Somos Todos”, indicó el fiscal Nápoli.

“Una vez conformada la caja dineraria, Correa y Carpintero distribuían el dinero entre las personas que aparecen nombradas en aquella planilla Excel que tan prolijamente llevaba Diego Luthers”, afirmaron en ese momento en la audiencia.

El juez Piñera dictaminó en mayo pasado la prisión preventiva por seis meses para Cisterna, Oca y Carpintero y para tres de los empresarios involucrados en la causa.