BUENOS AIRES (ADNSUR) - Hace cinco años Lucrecia (30) decidió terminar la relación con el padre de sus hijos, M.A.T., luego de varias situaciones de violencia. Durante toda la relación lo denunció siete veces en la Justicia, en la localidad bonaerense de Malvinas Argentinas, pero ella reconoce que las veces en las que fue violentada de parte del hombre, fueron muchas más.

Pero el último episodio no fue contra de su vida sino la de su propio hijo de 12 años. Lucrecia contó que el hombre le pegó de forma tan brutal que le rompió un diente y hasta amenazó con tirarlo abajo de un tren.

Según expuso la mujer ante la Fiscalía Descentralizada Nº 20 de Malvinas Argentinas, el 14 de agosto, el menor se encontraba en la casa de su papá, y se comunicó a escondidas con ella para contarle que había recibido una golpiza “por no hacer la tarea”.

El hecho ocurrió, según el expediente, en una vivienda de la calle Costa Rica al 700 de la localidad de Tierras Altas en Tortuguitas, partido de Malvinas Argentinas. Allí, el niño había ido con su hermana de 9 años, porque sus progenitores así lo habían acordado al inicio del aislamiento: que ambos vivieran cada quince días en cada casa, informó Telefé Noticias.

Golpeó a su hijo de 12 años, le rompió un diente y amenazó con tirarlo a las vías del tren

El pequeño declaró en Cámara Gesell y su relato fue contundente: Mi papa me despertó para hacer la tarea, yo estaba cansado, hacía mucho frío y por eso no tenía ganas de hacer la tarea. Me empezó  gritar. Me tiró contra la cama y me empezó a golpear y a empujar", contó el chiquito de 12 años.

"Me siguió pegando con un palo, le dije que me sentía solo que siempre estaba aburrido y él me dijo " vos te sentís solo, te querés matar, entonces vamos a matarnos los dos a las vías del tren, vamos a tirarnos a las vías del tren", después de ahí me agarró de los pelos y me llevó para afuera y cuando estábamos llegando a la esquina yo me quiso escapar de él pero no pude porque me dolía todo el cuerpo. después me volvió a llevar para casa", agregó el nene.

Unos días más tarde, la secuencia de violencia volvió. Contó que su papá le volvió a pegar porque estaba jugando con el celular en vez de estar haciendo la tarea. "Me empujó contra una silla, me caí y se rompió el diente", dijo. Asimismo, agregó que luego “lo hizo ponerse como un perrito, en cuatro, y comenzó a propinarle golpes con un palo de una cuna vieja en todo el cuerpo: espalda, brazos y cuello”.

Lucrecia está cansada de que la Justicia no la escuche y tiene miedo por su vida y la de sus hijos, es por eso que exige que se tome en cuenta su caso y que se actúe con perspectiva de género.. "Entiendo que ejercer violencia hacia mi hijo es extender la violencia que ejerció durante años hacia mi persona y de la cual pude salir al tener contención de mi familia ya que lamentablemente las siete denuncias por violencia de género que realicé nunca fueron escuchadas”, expresó.

Este jueves el fiscal de la causa, Gustavo Carracedo, atendió en persona a la mujer, luego de una marcha que el miércoles realizó junto a la organización Furia Feminista. Allí le informó que el Juzgado de Paz de Malvinas Argentinas dictaminó una restricción perimetral de acercamiento por 90 días para evitar que el papá se acerque al menor.