TRELEW (ADNSUR) –  Un dramático episodio ocurrió en la zona oeste de Trelew , y gracias a la intervención de los vecinos, la policía llegó a  tiempo para detener la brutal golpiza de un hombre a su expareja, a quien había rociado con alcohol amenazándola con que la iba a prender fuego.  

El agresor – de 31 años -  estuvo preso menos de 12 horas,  y en la policía aseguran que no es la primera vez que ataca brutalmente a su expareja y que además tiene otros antecedentes. Ya lo detuvieron intentando huir por el patio de la vivienda de su ex; una mujer  a la que la policía descubrieron con el rostro ensangrentado, tirada en el piso y denunciando que el violento la había querido prender fuego.

El hombre fue detenido, pero cuando el caso llegó a conocimiento de un fiscal, en una polémica medida, ordenó que liberaran al hombre. El funcionario habría confundido un grave hecho de violencia de género con una violación de la cuarentena, indicó Crónica.

Según se conoció, el hecho ocurrió el martes por la noche en la calle Burmeister del barrio Corradi de Trelew. La policía llegó al lugar alertada por unos vecinos que escucharon gritos de la víctima al momento en que era golpeada.  “Ellos (los vecinos) refirieron que escucharon gritos de pedido de auxilio de la mujer, evidenciando una discusión en el interior del domicilio”, contó el comisario Fabio Montesinos. “Cuando llega el personal, el sujeto que agredía a la mujer intenta darse a la fuga por el patio posterior, saltando uno de los paredones de la vivienda pero por suerte es rápidamente interceptado y detenido”, agregó.

Asimismo, el jefe policial aseguró que la mujer tenía sangre en el rostro, varias lesiones en la cara. “Finalmente, la persona es trasladada a la Comisaría y puesta a disposición del Ministerio Público Fiscal. La víctima fue trasladada al hospital y luego a la Comisaría de la Mujer en donde radicó la denuncia”, dijo.

Y además aclaró que las  prendas de vestir de la mujer con olor a alcohol que él le habría arrojado. “Lo que nos consta es que esta persona ya tenía antecedentes (por violencia de género) y que tenía restricciones de acercarse al domicilio de la mujer”, indicó. Y afirmó que “recibimos la disposición de la fiscalía en la que se ordenaba que una vez que fuese identificado, a las doce horas fuera notificado de su libertad”, afirmó.