El doble crimen de Vicente López acaba de dar un giro tan inesperado como sorprendente. Santiago del Río fue acusado de doble parricidio y fue detenido en la entrada del Camino a Nordelta.

Los fiscales que investigan el asesinato a tiros de José Enrique del Rio (74) y de su esposa Mercedes Alonso (72), ocurrido el miércoles 24 de agosto en una importante mansión a pocas cuadras de la Quinta de Olivos, creen haber encontrado al asesino, que sería precisamente el hijo del matrimonio asesinado.

El hombre, de unos 45 años, fue apresado por pedido de los fiscales y horas después, el juez de Garantías de San Isidro, Ricardo Costa, decidió librar a la empleada doméstica del hogar, María Ninfa Aquino.

La determinación del magistrado respecto a Aquino se debió a que los investigadores encontraron una prueba clave que avalaría una hipótesis diferente con respecto al supuesto responsable del doble homicidio.

Fuentes judiciales señalaron que esa nueva prueba estaría conformada por una serie de grabaciones de cámaras de seguridad que habrían detectado al apresado en las inmediaciones de la escena del doble crimen en el momento que el matrimonio fue asesinado.

 Los motivos por los cuales Martín Santiago habría cometido el crimen son económicos, por lo que fuentes judiciales detallaron que primero los habría estafado por dos millones de dólares y luego los mató.

Giro inesperado: detuvieron a un empresario acusado de matar a sus padres

Precisamente, el móvil del hijo menor se trataría de un departamento ubicado en el edificio Chateau de Avenida del Libertador al que la pareja pensaba mudarse. De esta manera, los fiscales Martín Gómez, Alejandro Musso y Marcela Semería recopilaron información para hacer la acusación correspondiente.

A partir de testimonios, cámaras de seguridad y análisis de seguridad, los investigadores manifestaron que el miércoles 24 de agosto el hijo menor de la pareja llegó hasta su vivienda y los asesinó.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!