RAWSON (ADNSUR) -  El ex ministro Coordinador de Gabinete de la provincia Alberto Gilardino, negó en rueda de prensa que el exgobernador Mario Das Neves estuviera al tanto del presunto pago de sobreprecios durante la emergencia climática. “En esta causa concreta estoy seguro de que Das Neves no hubiese permitido de ninguna manera que se lucrara con la emergencia”, dijo. Manifestó que “no hubo ninguna connivencia con la fiscalía para obtener ningún beneficio” y afirmó que sigue con custodia en su casa. Aseguró que la emergencia fue un “caos” y sobre Diego Correa, expresó: “Pensé que era otra persona”.

Gilardino, uno de los cinco acusados en el marco de la causa que investiga el presunto pago de sobreprecios durante la emergencia, dijo en rueda de prensa este miércoles tras la audiencia de apertura de investigación realizada en Rawson: “que la Justicia actúe. Uno siempre estuvo a disposición porque es el mejor mecanismo para blanquear su nombre, Es una situación delicada con un acontecimiento en el que la gente sufrió mucho y uno trabajó mucho para poder paliarlo”.

Agregó que “los fiscales están haciendo lo correcto. Entiendo que tengo que estar en esta situación porque dependían muchas de las áreas de las compras y contrataciones de mi área”.

Manifestó que confía en la Justicia y que cuando sepa “cuál sería” su rol en aportará “todo lo necesario para el esclarecimiento. Soy uno de los principales interesados en que se aclare porque uno vio lo que sufrió la gente y las pérdidas que tuvo. Si alguien hubiera lucrado en esto me parece lamentable de lo peor que pudo haber pasado”, expresó.

El abogado dijo que su firma “tenía que aparecer” en los expedientes porque en “los tres decretos que hubo el crédito se originaba en el Ministerio de Coordinación pero establecía las áreas encargadas de las compras. No se cómo estaban conformados los expedientes porque no me acuerdo. Teníamos esos expedientes más todos los que pasaban por mi área. Quiero analizar bien la documentación porque yo era el último que firmaba. Hay que ver si hubo alguna cuestión que amerite que se plantee y uno plantear lo elementos que tiene”.

Suárez dijo que había cierto descontrol. “Fue un caos. Un mes de emergencia en Comodoro donde se destruyó la ciudad; esa misma tormenta generó que estemos 10 o 15 días sin agua en el valle y luego 70% de la provincia bajo la nieve. Uno estaba en muchas cosas; yo además con los problemas de la crisis petrolera con un gobernador convaleciente. Fue un momento crítico. Cuando terminó yo me fui”, recordó.

“Los organismos de control que vieron los expedientes no encontraron ninguna irregularidad. En su momento no pasó y no lo hubiéramos permitido. Yo escuché al ex gobernador Das Neves que dijo que tuviera mucho cuidado en el control de la compra de las cosas para la emergencia para que las cosas llegaran a la gente. Si hubiésemos tenido conocimiento no lo hubiéramos permitido, al menos yo”, resaltó.

Respecto al sobre “bomba” que disparó la investigación sobre corrupción, dijo que “yo estaba de vacaciones cuando supuestamente llegó ese sobre a la Legislatura. Tuve una conversación con la persona sindicada de haberlo entregado; me dio una explicación que no fue la que le dio a la Justicia cuando se lo preguntó. No sé a ciencia cierta qué pasó”.  Dijo que según las cámaras sería esa persona que lo entregó pero “a la Fiscalía le dijo que no”.

Aclaró que en la causa Embrujo “yo no tuve ningún tipo de participación ni nada. Fui materia de investigación en todas las causas por el lugar en el que yo estaba, lo cual me parece perfecto porque cuando uno tiene la conciencia tranquila puede someterse a la justicia como corresponde, más allá de que no es grata la situación. Somos grandes y cada uno es responsable de sus actos. Estoy tranquilo por lo que hice y por lo que no hice”.

Aseguró que “no hubo ninguna connivencia con la fiscalía para obtener ningún beneficio” y sobre el video que circuló con su declaración dijo que “no está bueno que se filtre de esta manera, no por el contenido sino porque estaban mis datos personales, pero después la tranquilidad de que quedó claro qué dije y qué no”.

A propósito, confirmó que sigue con custodia en su casa.

Respecto al ex secretario del gobernador Diego Correa, expresó: “pensé que era una persona y cuando uno se va enterando de las cuestiones se va enterando de otras. Yo lo invité a mi casamiento porque había sido un buen compañero de trabajo; si hubiera tenido mínima noción de esto no lo hubiese participado. Yo me fui del gobierno hace 10 meses. Fui el único que renunció con el gobernador Das Neves en vida. Si hubiese hablado en ese momento de cuáles fueron los motivos hubiese evitado problemas pero ya no tiene sentido”, evaluó.

Dijo que él “no recibía concretamente órdenes de Correa y (Diego) Luthers pero era difícil decirle que no a Correa porque tenían mucho peso en el Gobierno”.

Recordó que “muchas veces no estaba el gobernador” por su estado de salud. De hecho, “cuando renuncié no tenía contacto desde hacía 10 días con él. Era muy chico el grupo que tenía contacto” con Das Neves.

Negó que todos recibieran un sobresueldo. “No se hablaba de eso con el resto de los funcionarios. No creo que sean ciertas las planillas, de hecho yo aparezco cuando ya me había ido del gobierno y no creo que estuvieran muy contentos como para darme un sobresueldo”.

Confirmó que “se hablaba de que había cuestiones raras, comerciantes y empresarios que no tenía por qué estar visitando a algunos funcionarios pero concretamente qué pasaba no lo sabía”

Finalmente, se le consultó a Gilardino si el ex gobernador sabría algo sobre este tipo de irregularidades durante la emergencia y dijo: “En esta causa concreta estoy seguro de que Das Neves no hubiese permitido de ninguna manera que se lucrara con la emergencia. En el resto, no se le escapaba nada a Das Neves, más allá de que en el último tiempo estaba alejado del ejercicio de las funciones por su salud”.