RÍO GALLEGOS - (ADNSUR) Un bombero de 42 años decidió dispararse en la cabeza luego de que una mujer lo denunciara por abuso. 

El trágico hecho sucedió la tarde del lunes en Río Gallegos. Según informa La Opinión Austral, la denuncia fue radicada el domingo por la noche en la Comisaría de la Mujer y se trataría de una mujer del núcleo familiar del denunciado.

El estado de salud del bombero es delicado ya que el disparo que efectuó tuvo graves consecuencias en el maxilar del rostro y provocó un orificio de entrada y de salida.