Un hombre fue condenado por el Tribunal Federal de Rawson a un año y seis meses de prisión en suspenso y una multa de 250 mil pesos por llevar tres frascos de marihuana.

El hecho ocurrió el 22 de septiembre de 2016, cuando Germán Quintana fue detenido luego de un control de rutina que Gendarmería realizaba en el puesto interprovincial Arroyo Verde.

Eran alrededor de las 8:05 de la mañana cuando el colectivo en el viajaba se detuvo en el control de Gendarmería Nacional. 

Los agentes junto al can detector de drogas “Alexis” y su respectivo guía cabo Rubén Gómez, subieron a la unidad, y ante el nerviosismo de Quintana decidieron revisarlo ante la presencia de testigos, y el hombre al exhibir sus pertenencias extrajo voluntariamente de su valija azul tres frascos de vidrio transparentes que contenían marihuana. 

El acusado al momento de brindar declaración indagatoria hizo uso de su derecho de negarse a declarar, pero fue procesado como autor responsable del delito de transporte de estupefacientes.

Luego de tres años, el último 20 de agosto el hecho terminó en la justicia, y mediante un acuerdo de juicio abreviado se lo condenó por el delito de tenencia simple de estupefacientes, lo que requirió la pena de un año y seis meses de prisión en suspenso. El tribunal además le puso una multa de 250 mil pesos, y le impuso la obligación de fijar domicilio, realizar presentaciones mensuales ante el Patronato de Liberados y Excarcelados local, abstenerse de consumir sustancias estupefacientes y abusar de bebidas alcohólicas, bajo apercibimiento.