COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Ocurrió el miércoles a la mañana cuando el hermano de uno de los detenidos en la Seccional Séptima de Policías quiso entregarle alimentos pero al revisar el recipiente, los celadores constataron que adentro de la carne había envoltorios con cocaína y marihuana.

En el hecho intervino la División de Drogas Peligrosas y Leyes Especiales, quienes acudieron al lugar y lograron confirmar que se trataba de 3,7 gramos de marihuana y 7,5 gramos de clorhidrato de cocaína.

También intervino el Juzgado Federal, que dispuso que se imputara en libertad por el hecho al joven y se secuestrara su teléfono celular, según destaca diario Crónica. 

Se trata del tercer familiar que es detectado realizando este tipo de maniobra en la dependencia donde hay 17 presos alojados, días atrás fueron dos casos distintos donde intentaron ingresar droga al recinto escondida en desodorantes.