PUERTO DESEADO (ADNSUR) – Una mujer fue víctima de abuso sexual por parte de A.S., quien aprovechó que lo llamó para que le arreglara el lavarropas. Este martes se conoció que el hombre fue procesado, alojado en la Alcaidía de Puerto Deseado a la espera de la elevación a juicio.

El juez Oldemar Villa, decidió procesar a A.S, por abuso sexual con acceso carnal en contra de una mujer que -por recomendaciones- lo había contactado para arreglar su lavarropas.

La víctima, de 57 años, relató que una vez dentro de la casa y en la cocina, A.S. le dijo que llamara a su marido para que le ayudara a mover el lavarropas, a lo que ella respondió que vivía sola. "Ahí empezó todo, pero fue muy rápido, muy decidido. A los minutos me dijo qué raro, una mujer tan linda que no tenga marido´”.

“Mientras miraba el lavarropas y hacía algo con un destornillador o herramienta que yo no alcanzaba a ver, así, sin más, se me acercó y me quiso besar”, contó y añadió: “Yo atiné a correr la cara y comencé a insultarlo, pero fue en vano, en un segundo me agarró como una bolsa de papas y me llevó a una habitación -se quiebra y continúa- me sacó la ropa y me abusó”.

A su vez comentó que tuvo la habilidad para ponerse un profiláctico, “intenté resistirme, pero no pude hacer nada. Es un hombre robusto, quedé paralizada, gritaba, lloraba y él me tapaba la boca. Pensé que podía matarme así que sólo me quedé quieta. Sólo quería que se vaya, sólo quería llorar”, dijo la víctima a Tiempo Sur.

El hombre finalmente se fue, pero después, empezó a enviarle mensajes e incluso la llamó y ahí entró en pánico. “Te conseguí un lavarropas, si lo querés ya sabés cómo me lo podés pagar me dijo, y junté mis pocas fuerzas y fui a hacer la denuncia. Me presenté el miércoles fue el momento en que pude levantarme, fue el día que tuve fuerza y valor”, manifestó.

Los médicos que asistieron a la mujer certificaron lesiones en la zona genital compatibles con sus dichos. A. S. fue detenido en su domicilio ubicado en Almirante Brown al 1500, y ahora quedó alojado en la alcaidía a la espera de la elevación a juicio.