SALTA (ADNSUR) - Un adolescente de 15 años fue asesinado a puñaladas en un barrio de la ciudad de Tartagal, en el norte de la provincia de Salta, y por el crimen fueron detenidos el padre y el hermano de su novia.

El hecho ocurrió durante la madrugada de ayer, en el barrio Villa Güemes de la ciudad ubicada 365 kilómetros al norte de la capital salteña. La investigación está a cargo del fiscal penal de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas de Tartagal, Pablo Cabot.

Según comunicaron fuentes del caso, el adolescente se presentó en la casa de su novia cerca de la 1:45 y a los gritos le pidió que saliera. La llamó varias veces por su nombre, pero quienes aparecieron para atenderlo fueron el padre y hermano de la joven, Aldo Omar Tedín (49) y Ariel Tedín (25) y entre ellos se produjo una discusión que se fue elevando de tono hasta cruzar insultos.

En medio de esa situación, los hombres mayores comenzaron a correr al joven con intenciones de agredirlo. Salas escapó con rapidez y como padre e hijo vieron que estaba fuera de su alcance, ambos se subieron a su auto, un Renault Logan, y lo persiguieron hasta que estaban a unos 200 metros de la casa del joven. Allí lo atacaron con un arma blanca, que por el momento no fue hallada.

Fue a la casa de su novia y terminó asesinado a puñaladas por su suegro y su cuñado

Salas recibió una herida en el tórax y quedó tendido en la calle. De inmediato, el hombre de 49 años lo trasladó al hospital Juan Domingo Perón donde finalmente perdió la vida.

Todavía se desconoce si había conflictos previos entre la víctima y los detenidos. Cuando se dirigió a lo de su novia, Salas estaba acompañado de un amigo de 18 años que declaró que previo a ello habían estado varias horas juntos bebiendo hasta que en un momento el adolescente que luego fue asesinado le dijo que fueran a lo de la chica.

Por su parte, tras ser detenido, el hombre de 49 años les dijo a los policías que había sido Salas quien, en estado de ebriedad, tenía un arma blanca -aunque no dijo con qué fines-. Al ver esta situación, aseguró, mantuvo un entredicho con el adolescente, se produjo un forcejeo entre ambos y en medio de ello, Salas se apuñaló solo, según dijo. Esa versión, sin embargo, no la ratificó ante el fiscal Cabot, que optó por el silencio.

Así, Aldo y Ariel Tedín quedaron detenidos e imputados como coautores del delito de homicidio durante una audiencia que, por la pandemia de coronavirus, se realizó a través de una videoconferencia, informaron desde el Ministerio Público Fiscal de la provincia.

Los acusados, que no cuentan con antecedentes penales, se negaron a declarar. Cabot tiene ahora 15 días para determinar si solicita o no la prisión preventiva. Hasta entonces, permanecerán bajo arresto.

Mientras continúa la investigación, en el barrio despiden a Salas. Hincha de Boca, era bailarín de malambo. En las redes sociales sus amigos y los distintos grupos de danza de la ciudad le dedicaron mensajes de afecto.

Fuente: Infobae