ESQUEL (ADNSUR) - Una joven de 13 años le dijo a su mamá que iba a encontrarse con un amigo en una estación de servicio y no volvieron a saber de ella, informó el sitio EQSNotas.

Se trata de Rocío Soto, una joven de Esquel, que al momento de ser vista por última vez vestía un pantalón de jean azul, un buzo color negro con franjas en color blanco en las mangas y zapatillas deportivas azules.

Su madre radicó la denuncia en la Comisaría Segunda de Esquel y se activó el protocolo de búsqueda.

La joven mide 1,60 mts, tiene el pelo largo y lacio. Cualquier dato que se puede aportar sobre su paradero será de utilidad para dar con ella, indicaron las fuentes policiales.