PLAYA UNIÓN (ADNSUR) - Este sábado, alrededor de las 8:40 de la mañana, personal policial recibió el alerta de vecinos del barrio Rivera Norte, por una batalla campal que se había armado en una vivienda ubicada en Pedro Rubino al 1000, donde se llevaba adelante una fiesta clandestina.

Al llegar al lugar, los policías se vieron superados en cantidad de personas y no lograron detener la pelea entre los jóvenes que participaban de esta fiesta. Por este motivo solicitaron apoyo a efectivos de la comisaria de Rawson junto al Jefe de la Policía. Finalmente, con su ayuda lograron terminar con el disturbio.

Rápidamente se dio aviso al secretario federal, quien dispuso la imputación a los artículos 205 y 239 por realizar una reunión masiva, rompiendo con la cuarentena aún vigente. Además, se notificó a 11 personas, entre femeninos y masculinos, todos mayores de edad. Varios de ellos resultaron con lesiones leves.

Allí se incautaron 4 vehículos y elementos varios, que quedaron a disposición del juzgado federal y tribunal de faltas municipal. Intervino en el lugar Personal Policíal del Área Criminalística.