BUENOS AIRES (ADNSUR) - La planta de Cabelma tiene 10 mil metros cuadrados con materiales altamente inflamables. En el lugar, trabajan alrededor de 50 dotaciones de bomberos de Tigre, General Pacheco, Benavídez, Don Torcuato y San Isidro, que intentan contener el fuego, pero el viento está fomentando el incendio a gran velocidad.

El jefe del cuartel de Bomberos de General Pacheco, José Cornejo, precisó a la agencia de noticias Télam: "Este incendio es muy violento y hasta ahora no pudimos contenerlo debido al material combustible que se encuentra en el interior de la fábrica". Y aseguró: "Afortunadamente, ya pudimos evitar el peligro de que se propague a casas linderas y no tuvimos más personal afectado".

Además, indicó que "el humo es levemente tóxico" y que varios bomberos se vieron afectados por golpes de calor debido a la altas temperaturas y debieron ser trasladados.

El jefe del cuartel dijo que el incendio "aún no esta controlado", por lo que continuarán "trabajando con hidroelevadores desde varios frentes" y estimó que recién "en las primeras horas de mañana" podrán sofocar el incendio.

Los vecinos se autoevacuaron de los alrededores de la fábrica, situada en Arévalos 3435, de General Pacheco, que se dedica a la elaboración de cajas plásticas para botellas y canastos, entre otros elementos.

Fuente: Télam