Un grupo de feriantes de “La Saladita” movilizó al municipio de Comodoro Rivadavia, tras el allanamiento a la referente Ruth Torres, quien se encuentra acusada de “extorsión” por pedir dinero a los puesteros  para el pago de policías adicionales para la seguridad de la feria. Torres desmintió las acusaciones y se movilizaron al municipio para pedir garantías para el funcionamiento de la feria. 

Torres indicó a ADNSUR tras movilizarse al municipio, que  pudieron reunirse con los funcionarios Ricardo Gaitán, Maximiliano Sampaoli y Gustavo Fita, allí  se definió que  “vamos a seguir trabajando con el protocolo que ha sido aprobado por el comité de Crisis. No hay modificaciones. Se trabaja con los adicionales porque  sin adicionales no se podemos trabajar en la feria”.

En este marco, precisó que durante los allanamientos a su casa  “Se llevaron la plata mía, la recaudación de los adicionales, que habían quedado 39 mil pesos”

Y por eso adelantó que ante la falta del dinero para pagar el servicio de adicionales: “vamos a tratar de hablar con el jefe de la Unidad Regional para ver si este fin de semana nos puede facilitar la policía comunitaria porque este es un caso de extrema necesidad para todos los feriantes trabajar". Mientras se vuelve a recaudar el dinero para el pago del servicio adicional "ya con sellos de la personería jurídica y el IGJ, y también pagar los libros y sellos”.

Feriantes de la Saladita se reunieron con autoridades municipales esta mañana. Foto: ADNSUR
Feriantes de la Saladita se reunieron con autoridades municipales esta mañana. Foto: ADNSUR

El objetivo aseguró la feriante,  es “seguir manteniendo el espacio de trabajo porque estamos en una crisis económica. la canasta familiar supera los 45 mil pesos y tenemos que trabajar como burros para subsistir y no dependemos de la saladita, la mayoría de la gente son albañiles. La saladita refuerza la economía", dijo.