SARMIENTO (ADNSUR) -   Lorena Piedras fue asesinada  el 10 de mayo 2019, cuando salió en defensa de su hija, quien discutía con su pareja. Este viernes terminaron de declarar los testigos en el juicio contra Samuel Alcalá por femicidio.

Con la recepción de tres testimonios y la lectura de las evidencias documentales, finalizó este viernes la etapa de producción de prueba en el juicio oral y público contra Samuel Alcalá. En tanto, el tribunal dispuso que el próximo lunes las partes deben presentar los alegatos finales.

En la ocasión, el Licenciado en Psicología Daniel Shulman (Equipo Técnico Interdisciplinario del Procuración General) explicó el informe referido a la autopsia psicológica realizada a Lorena Piedras.

Lorena Piedras fue asesinada de al menos 17 puñaladas. Foto: archivo
Lorena Piedras fue asesinada de al menos 17 puñaladas. Foto: archivo

En este sentido, describió que la víctima transitó diversas etapas de su vida en situaciones de vulnerabilidad y atravesada por situaciones de violencia muy significativas.  

A su turno, la psiquiatra Marina Botha del Cuerpo Médico Forense de Puerto Madryn desarrolló la intervención realizada con una evaluación interdisciplinaria respecto al imputado Samuel Alcalá a los fines de dar respuestas a los puntos periciales solicitados por los por los representantes del Ministerio Público Fiscal y el Ministerio Público de la Defensa.

Por último, la psicóloga forense Sandra Radovich (Cuerpo Médico Forense de la Circunscripción Judicial de Puerto Madryn) relato la pericia psicológica y psicodiagnóstica realizada sobre el acusado.         

El femicidio de Lorena Piedras

El 10 de mayo de 2019, Samuel Alcalá se encontraba junto a su pareja Lorena Piedras, y su hija de dieciséis años. El grupo familiar residía en un complejo de departamentos ubicado en el barrio "Parque Patagonia".

Según los investigadores, ese viernes a las 20:15, la adolescente comenzó a discutir con su padrastro, Samuel Alcalá. En este contexto, Lorena Piedras defendió a su hija.  Ante ello, la reacción del acusado fue golpear a la menor.

En tanto, Lorena Piedras mantuvo la posición de defender de su hija. La respuesta de Alcalá fue tomar un arma blanca y apuñalar a la mujer. Asimismo, se informó que la adolescente fue agredida nuevamente por el acusado.

Finalmente, la menor logró escapar de su casa. Al salir al exterior de la vivienda, pidió auxilio a sus vecinos y a un móvil policial que pasaba por el lugar.