COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Este martes se concretó la segunda jornada del juicio por el femicidio de Daniela Fernández Quelca, que ocurrió en el barrio Moure de Comodoro el 19 de junio de 2019 y que tiene como imputado a Eduardo Atanacio Pardo.

Uno de los testimonios de la fecha fue un Oficial Principal, por videoconferencia desde el Valle, que en junio de 2019 trabajaba en la Brigada de Investigaciones local, y recordó que recibieron la información del homicidio y que luego llegaron a la Brigada dos personas, una que acompañaba a otra, Atanacio Pardo, refiriendo que tenía que ver con el hecho investigado. Se le tomaron los datos y se le dio intervención al fiscal de turno y a la Oficina Judicial. Se buscó además un testigo de actuación y se le hizo saber a Atanacio Pardo los derechos que le asistían.

Luego se escuchó la palabra del testigo de actuación, anteriormente referido por el auxiliar de la justicia. Indicó que salió a trabajar, pasó por la Seccional 3° y un policía de civil le solicitó que salga de testigo por un muchacho que se entregó. Reconoció al imputado en la sala, como una de las personas que aquel día estaba en la Brigada y que había una persona con el que era su patrón.

Luego, un oficial de servicio, de turno en la Seccional 6°, al momento del hecho, recordó que secuestraron ropa de la víctima en la morgue judicial. Luego en la Seccional se presentó una mujer preguntando por su hermana, que no la encontraba y que la llamaba y no le respondía. Se dirigieron al inquilinato donde vivía y en la habitación encontraron a dos nenas pequeñas. La mujer dijo que eran las hijas de su hermana. Hizo sonar nuevamente el celular de su hermana y estaba debajo de la cama. Asimismo, recordó que encontraron una carpeta negra con documentación y una prohibición de acercamiento de Atanacio Pardo hacia la víctima Fernández Quelca.

Otro de los testigos escuchados en la fecha fue un oficial ayudante, por videoconferencia desde El Maitén, que al momento del hecho prestaba servicio en la Seccional 6° de nuestra ciudad. Recordó que llegó a la comisaría una medida cautelar, prohibición de acercamiento de Atanacio Pardo hacia la víctima, y que no pudieron notificarlo porque no encontraron el domicilio ya que en esa zona del barrio Moure es de asentamientos ilegales, sin numeración. Ocurrió dos días antes que suceda el hecho, recordó.

El tribunal colegiado de debate fue integrado por los jueces Mónica García, Raquel Tassello y Jorge Odorisio; por el Ministerio Público Fiscal se hizo presente María Laura Blanco, fiscal general; en tanto que la defensa de Atanacio Pardo fue ejercida por Daniel López, abogado particular del mismo.

El femicidio de Daniela Fernández Quelca

El femicidio ocurrió en momentos en que la víctima Daniela Fernández Quelca mantuvo una relación de pareja con el imputado Eduardo Atanacio Pardo desde principios de 2016, cuando ambos vinieron desde Bolivia a Comodoro. Su relación fue signada por agresiones físicas y psicológicas de Atanacio Pardo hacia Fernández Quelca, las que se tornaban cada vez más graves hasta que Fernández Quelca le pide que se retire del domicilio. Esta decisión no fue aceptada por Atanacio Pardo quién continuó hostigando a Fernández Quelca con intenciones de impedir que rehaga su vida.

En horas de la noche del 19 de junio de 2019, encontrándose ambos en el inquilinato de la calle Código 765, al 1700 del barrio Moure, donde residían en departamentos separados, Fernández Quelca y Atanacio Pardo comenzaron una nueva discusión. Ambos se retiraron del lugar dejando a las hijas en el departamento de Fernández Quelca y en el transcurso de las 23.00 h. de ese día y las 8.00 h. del 20 de junio se dirigieron hacia la calle Ricardo Torá al 2000, donde Atanacio Pardo tomó un bloque, y con claras intenciones de darle muerte, le asestó un golpe en la cabeza, causando la muerte de Fernández Quelca por traumatismo encéfalo craneano.

El hecho fue calificado jurídicamente como “homicidio doblemente agravado, por el vínculo y por haber sido cometido por un hombre en contra de una mujer, mediando violencia de género (femicidio)” en calidad de “autor” para Atanacio Pardo.