COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - A veinte días del hallazgo del cuerpo sin vida de Alexander Cayo Gutiérrez, su familia sostiene que no falleció de manera natural sino que se trató de un homicidio y piden a la justicia que investigue el caso y revisen las cámaras de seguridad. "Si no tenemos respuestas, nos vamos a concentrar este miércoles a las 16 horas en la Plaza de la Escuela 83 para marchar hacia Fiscalía", dijo su hermano.

Alexander fue encontrado sin vida y la familia asegura que se trató de un homicidio

Alexander Cayo de 25 años se retiró el 1º de enero de su casa para ir a lo de su novia que vive en la calle Jaime de Nevares del barrio Moure. Al día siguiente, cuando la familia se iba a pasar el día a Sarmiento, ya no lo ubicaron. Al regreso, el hallazgo fue inesperado: lo encontraron muerto en la cama.

"Cuando lo vi estaba irreconocible, estaba hinchado. Me di cuenta que era él por su tatuaje", manifestó su hermano, Wilson Gutiérrez Cayo a Diario Crónica, y agregó: "creí que se había ahogado, pero no fue así. Queremos que investiguen".

Los investigadores advierten que la causa de muerte fue bronco-aspiración, ya que se presume que el joven habría vomitado y al estar boca arriba se habría asfixiado. Desde la familia aseguran que no fue así y que se trató de un homicidio.

"Para mí lo golpearon en la calle. La policía vino a la casa y vieron que tenía un corte detrás de la oreja y otros raspones pero no hicieron nada. En la habitación encontramos su ropa con sangre abajo de la cama y gasas. También había manchas de sangre en el baño y en la entrada", sostuvo el hermano.

Además indicó: "quizás algún familiar de la novia lo golpeó - porque no lo querían mucho - lo curaron y uando se vino a acostar, nunca más se despertó. A 20 días del hecho, no sabemos qué pasó. Queremos que investiguen, que vean las cámaras de seguridad.