Fabián Gerardo Tablado, el femicida que en 1996 asesinó de 113 puñaladas a su novia Carolina Aló, recuperó su libertad este miércoles luego de cumplir durante el último año la condena que le impuso un tribunal por violar dos restricciones perimetrales.

Este miércoles, luego de otro año preso, minutos después de las 12.30 abandonó la Unidad N°46 de José León Suárez tras cumplir su condena por violar esas restricciones. 

Ahora, Tablado deberá atenerse a una nueva perimetral que le impuso Edgardo Aló: logró que el Juzgado de Familia N°5 de Tigre le impida al femicida acercarse a menos de 500 metros de su domicilio particular en San Fernando y del laboral por 120 días. Para garantizar esto, la Justicia ordenó que Tablado lleve una tobillera electrónica. “Este chacal va a salir, le colocarán tobillera y yo voy a tener un dispositivo en el celular que me alertará si se acerca a menos de 500 metros. Y si eso ocurre volveré a denunciarlo”, dijo Aló a Télam.

La jueza Silvia Sendra dispuso que la medida sea por 120 días, aunque “será prorrogable en el supuesto de que perdure la situación de riesgo”, señaló la resolución judicial.

Al salir de la cárcel, Tablado fijó domicilio en la localidad de Bell Ville, en la provincia de Córdoba, en la casa de su novia a la que conoció por las redes sociales. Aunque no podrá viajar hasta que no le pongan el dispositivo de monitoreo.

Tablado pasó más de la mitad de su vida encarcelado por las tres condenas que tuvo a lo largo de sus 45 años. Salió en libertad el 28 de febrero de 2020, tras purgar más de 23 años, nueve meses y un día por el crimen de Carolina; permaneció esos 292 días libre en la casa de Tigre de sus padres donde mató a su ex en 1996, y luego volvió a ser detenido el 16 de diciembre pasado, cuando Edgardo Aló denunció que violó la restricción de acercamiento.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!