RÍO NEGRO (ADNSUR) - Una familia de Catriel perdió al incendiarse su casa a raíz de la explosión de un cargador de celular. El hecho ocurrió el miércoles en el barrio Marini. Allí, los vecinos vieron salir humo de la vivienda y dieron aviso a los Bomberos. Ahora, la comunidad rionegrina inició una campaña solidaria para que puedan volver a empezar de cero.

El dueño de casa, Elías Cejas, contó en diálogo con Radio Alas, que las llamas se produjeron a raíz de un cortocircuito que recalentó el transformador del celular y, como éste se encontraba a mitad de altura de la pared, afectó la cama y luego consumió todo.

Afortunadamente, la familia no se encontraba en la vivienda, ubicada sobre calle España, por lo que no hubo personas heridas, informó La Mañana de Neuquén. Lo que sí escucharon fueron las sirenas y como se encontraban a la vuelta de la vivienda, fueron corriendo a ver qué ocurría. 

Lamentablemente perdieron todo. 

 

A las pocas horas de haber sufrido el incendio, comenzaron a llegar a la casa vecinos, familiares, amigos y conocidos para colaborar con Elías y Micaela.

Quienes puedan colaborar deben comunicarse con Jesica (familiar) al número 2995104192 o a su cuenta de Facebook "Jesy Entre Ríos". 

Los familiares de los damnificados explicaron que Micaela y sus hijos tienen ropa gracias a las donaciones de la comunidad. Sin embargo, están necesitando otros elementos esenciales para comenzar de nuevo.