Una mujer fue liberada en las últimas horas luego de pasar nueve años presa en El Salvador por un aborto accidental.

Sara Rogel, quien en 2013 había sido condenada a 30 años de prisión, había sido acusada de "homicidio agravado" por una interrumpción de embarazo que, según cuenta, se habría originado por una caída involuntaria.

En enero de 2021, informó la BBC, el sistema judicial de El Salvador decidió permutar la pena a la mujer, y tras varias audiencias y procesos reglamentarios Rogel consiguió que un juez le otorgase la libertad condicional, que se hizo efectiva este 7 de junio.

 "Me caí, quedé inconsciente y cuando desperté estaba en el hospital. No sabía qué pasaba, no sabía nada de mi hija, nadie me decía nada de qué era lo que sucedía conmigo", relató sobre lo ocurrido previo al aborto.

"Cuando reaccioné ya estaba privada de libertad, sin saber qué pasaba con mis papás, qué pasaba con ella (con la bebé que había perdido)", afirmó quien tuviera 18 años al momento de su detención.

Al respecto, la  activista y presidenta de la Agrupación Ciudadana por la Despenalización del Aborto, Morena Herrera, aseguró en conferencia de prensa que "a raíz del accidente sufrió la pérdida del embarazo, con una fuerte hemorragia, por la que la llevaron al hospital. Allí la acusaron de aborto y después cambiaron el tipo de delito y la condenaron por homicidio agravado a 30 años de cárcel”.

"Yo amaba a mi bebé. Yo tenía todo lo que una madre deseaba, tener una bebé, que estaba a punto de acompañarme”, relató la ahora liberada mujer.