ROSARIO (ADNSUR)- Un verdadero calvario vivió una rosarina que fue víctima de violencia de género por 22 años. Su esposo, un hombre de 57 años fue detenido por mantenerla en estado de aislamiento.

Según publica Diario Nuevo Día, la golpeaba y hostigaba. Utilizó distintos métodos para sostener el cautiverio y cuando permitía que saliera a la calle lo hacía sólo si estaba con él. Siempre bajo amenazas.

Cuando la familia de la mujer buscó intervenir, él la llevó violentamente a su casa y comenzó el aislamiento: la encadenaba en la cama o la encerraba dentro de la casa con candados.

La Justicia dispuso este viernes la prisión preventiva por 60 días para el hombre, identificado como Oscar R., al que se imputó por privación ilegítima de la libertad agravada.

De acuerdo a la acusación presentada por la fiscal Luciana Vallarella, la mujer, de 43 años, sufrió violencia de género desde el comienzo de la relación.