RAWSON (ADNSUR) - Si bien el hecho sucedió hace siete años, recién se conoció a principios de este año cuando la víctima se decidió a relatar lo sucedido en una red social de una ONG. El imputado identificado como T.S. -y que era menor en el momento de los hechos- reside en Miami (Estados Unidos) y por eso no estuvo presente el pasado 2 de agosto cuando –en la primera audiencia- le leyeron los cargos a los otros cuatro imputados. El delito es abuso sexual gravemente ultrajante con acceso carnal.

Frente al juez Marcelo Nieto de Biase, el joven que hoy tiene 24 años irá sindicado como el que “cuidaba” la puerta de ingreso al quincho mientras se desarrollaba el abuso impidiendo el acceso al lugar de otras personas, entre ellas, las amigas de la damnificada.

Las chicas residían en Puerto Madryn y fueron a Playa Unión el 21 de setiembre de 2012 para celebrar la llegada de la primavera, un clásico en la villa balnearia capitalina. El encuentro se llevó a cabo en el domicilio de uno de los imputados, ubicada sobre la calle Guillermo Rawson, correspondiente a la denominada “Primera fila” y frente al mar.

La adolescente habría sido abusada en la madrugada del 22 de setiembre bajo un estado de indefensión, ya sea por los efectos del alcohol o de alguna sustancia y fue rescatada por su grupo de amigas que la llevaron a una casa de Rawson donde durmió varias horas.

Después de ese suceso, la joven habría recibido amenazas, tanto que junto a su familia decidieron mudarse a la provincia de Buenos Aires. La investigación se encuentra en manos del fiscal Fernando Rivarola.