COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - El fiscal Fernando Rivarola, jefe de la Unidad Especial contra el Cibercrimen recientemente creada en el ámbito de las fiscalías chubutenses, advirtió hoy que los intentos de estafa por vía de mensajes de WhatsApp o mails, además de llamados telefónicos, pueden denunciarse aun cuando del delito no llegue a concretarse. Mensajes falsos como supuestos beneficios de Anses, deudas por préstamos y hasta una presunta desconexión de Netflix, se suman a las modalidades delictivas de las que, indicó el funcionario, prácticamente “les van a llegar a todos los habitantes del país en algún momento”.

“Aunque el hecho no se concrete, porque la víctima se da cuenta de que están intentando estafarla, el delito queda en grado de tentativa”, precisó el fiscal, que alentó a realizar las denuncias correspondientes, a través de las comisarías o las las vías de correo electrónico habilitadas en cada jurisdicción.

“Hay una tendencia universal a que los ilícitos en el marco de internet se estén incrementando, porque la gente cada vez realiza más actividades en la red, desde depósitos bancarios hasta compras de producto. Esto se ve mucho más durante la cuarentena, por lo que los delincuentes van adecuando sus técnicas de estafa a los medios informáticos. Es un aumento que se ve en todo el mundo”, indicó, en diálogo con Actualidad 2.0.

Si bien la oficina especializada en cibercrimen aún no comenzó a funcionar, el fiscal indicó que las denuncias se recepcionan en las comisarías y también en las fiscalías comunes (en Comodoro Rivadavia, el mail de recepción de denuncias es fiscaliacr_mesa@juschubut.gov.ar), a través de los sistemas habilitados para funcionar durante la cuarentena.

El delito de estafa tiene una pena prevista de hasta 6 años de prisión, mientras que si queda en grado de tentativa, la pena es de 4 años de prisión como mínimo, por lo que resulta igualmente un delito pasible de cumplir el encarcelamiento.

Modalidades viejas y nuevas: llamados y mensajes con logos de ANSES y Netflix

Aunque este tipo de estafas no es nuevo, se renuevan las modalidades y van cambiando acorde a las circunstancias. Una de las que se ha repetido en los últimos meses es la que utiliza el envío de mensajes por WhatsApp, utilizando el logo de ANSES, ofreciendo beneficios como el IFE y otras prestaciones que si bien han sido anunciadas oficialmente por el Estado nacional, no se canalizan por este tipo de medios.

“En estos días observamos no sólo los llamados telefónicos, sino los mails y WhatsApp enviados en forma masiva –detalló el fiscal-. Esta mañana en un foro que integramos fiscales de todo el país, un colega nos decía que ha aparecido una nueva modalidad, que utiliza el logo de Netlfix, comunicando una presunta deuda y el corte del servicio. Para restablecerlo, pide ingresar a un link donde la víctima, al ingresar, revela sus datos y puede sufrir el robo de los fondos de su cuenta o el uso de la tarjeta de crédito”.

El fiscal recordó que ninguna entidad bancaria ni organismo oficial solicitan datos por correo o por mensajes de WhatsApp, por lo que la población debe estar atenta a la extensión y dominio de los sitios o correos con este tipo de propuesta. “Los mails contienen los llamados metadatos, que si la víctima sabe reconocerlos los puede guardar para acompañar en la denuncia, lo mismo que el número de URL. Pero si no lo sabe hacer, es importante que no borre los mensajes, para que al llevar el dispositivo a la comisaría o fiscalía, un técnico pueda recuperar la información y comenzar el rastreo de los delincuentes.