BUENOS AIRES (ADNSUR) - Un gendarme y una agente de la Policía Bonaerense que habían sido pareja y estaban separados terminaron muertos después de una fuerte discusión.

Si bien las primeras versiones hablaban de que se habrían matado a tiros entre sí, la Policía también considera la posibilidad de que el hombre haya baleado a su ex mujer y luego se haya suicidado.

En el hecho, ocurrido durante la mañana de este domingo en la localidad bonaerense de General Rodríguez, también resultaron heridas una hija de ambos, de 13 años de edad -en un brazo y un glúteo- y la hermana de la mujer, en la cara y el abdomen

"Me desperté al escuchar las detonaciones y los gritos", le contó al canal de noticias TN Daniel, el vecino que se comunicó con el Municipio para que dieran aviso a la Policía. "Miré por la ventana y vi los fogonazos dentro de la casa. La hermana de la señora salió toda ensangrentada", agregó.

De acuerdo con lo que comentó el vecino, las dos heridas fueron trasladadas al hospital Vicente López y Planes de General Rodríguez, a unos tres kilómetros del barrio Bicentenario, donde se produjo el tiroteo.

Según publicó el diario local La Posta, la Policía investigaba tanto la hipótesis del tiroteo como la del femicidio y posterior suicidio.

El medio también informa que, de acuerdo con testimonios de los vecinos, no había antecedentes de conflictos entre ambos. La oficial muerta sería una oficial de la Policía Local de Luján.

Fuente: Clarín